Check the new version here

Popular channels

Gobierno apoya corte de "transportistas"

Los transportistas también cortan las rutas, pero el Gobierno los apoya

El Ejecutivo no manda gendarmes ni aplica la Ley de Abastecimiento a los piquetes de dueños de camiones que exigen una solución al conflicto con el campo. El ministro del Interior los calificó de “legítimos”. Faltará leche, carne y combustibles.

El Gobierno avaló los cortes de ruta de los transportistas de cargas, montados en más de 200 puntos del país para exigir la reanudación del diálogo con el campo. De continuar la medida de fuerza, esta semana faltarán leche, carne y combustibles, entre otros productos básicos. La protesta se convirtió en una crisis, pero el Ejecutivo no intervino con la Gendarmería ni aplicó la Ley de Abastecimiento.

Al contrario, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, salió por la noche a culpar a las entidades del campo y aseguró que “los transportistas han dicho basta a esta situación con legitimidad”. Advirtió el funcionario: “El legítimo derecho de los transportistas que quieren trabajar está siendo vulnerado por sectores del campo que deberán explicar por qué siguen perjudicando a todo el pueblo argentino.”

El Gobierno le dio aire a la tesis de los dirigentes del campo, que dijeron ver “una mano negra” detrás de los bloqueos. También sumó su aprobación el sindicato de camioneros. Pablo Moyano consideró que “está bien” el accionar de los transportistas y agregó: “En ésta, estamos todos firmes, empresarios y choferes”. El Defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, les pidió a las entidades de transportistas desbloquear las rutas.

La protesta fue lanzada el miércoles por las cámaras de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, La Pampa y Entre Ríos. Para hoy se esperaba la adhesión de camioneros de Santiago del Estero y Tucumán. Según los organizadores, había más de 200 cortes que en muchos casos terminaron por desalojar a los productores rurales de la vera de las rutas, como ocurrió en Armstrong y Venado Tuerto, en Santa Fe.

La situación fue variable en cada piquete, pero con la regla de frenar el tránsito pesado. El objetivo es extender a toda la actividad los perjuicios sufridos por el transporte de granos. La crisis afectó en particular a la industria lechera y la cárnica, donde admitieron que se frenó la cadena logística. En el comercio minorista advirtieron que habrá faltantes a partir de mañana.

El transporte de combustibles también quedó paralizado. En Córdoba, incluso, fueron bloqueadas con camiones varias plantas de Repsol. En el sector dijeron que la merma de los últimos días se convertirá desde mañana en una falta total, sobre todo en el interior.

Carlos Di Nunzio, presidente de FETRA, una cámara de transporte de Santa Fe, confirmó que el paro seguirá mientras dure la protesta del agro y negó cualquier vinculación del Gobierno con los bloqueos. La crisis se disparó en varias direcciones:

-La leche fresca en los comercios se terminará a más tardar el viernes. La situación de la industria es “complicadísima”, reconoció Sergio Montiel, de Sancor, quien dijo que en Canals, al sur de Córdoba, se derramó leche por no poder llevarla a las usinas.

-Al frenar camiones con hacienda y con carne procesada, se calcula que la protesta agotará el stock hacia el fin de esta semana. Los frigoríficos de Santa Fe indicaron que de no haber ingresos de hacienda deberán cerrar y suspender a miles de operarios.

-En el comercio minorista los faltantes comenzaron ayer. El jefe de la cámara de supermercados chinos (Casrech), Miguel Ángel Calvete, dijo que recibieron el aviso de “empresas lácteas, frigoríficos y productores de azúcar y harina acerca de que no harán entregas”.

-El combustible será un bien inhallable en el interior. En Posadas se dejó de vender nafta por la noche y durante la jornada tampoco se comercializa a los extranjeros.

Demoras para los micros

Los cortes de ruta causaron demoras y supresión de los servicios de los micros de larga distancia desde y hacia distintos puntos del país. Voceros del centro de atención al pasajero de la Terminal de Ómnibus de Córdoba explicaron que hay retrasos de cinco a seis horas y que los viajes a destinos como Santa Fe debieron ser suspendidos. La empresa Chevallier en Córdoba suspendió los servicios nocturnos.

Santa Fe es la plaza más complicada porque todas las vías de salida están cortadas. En la terminal de Retiro, las partidas por ahora son normales. En cambio, los arribos sufren demoras considerables.

FUENTE
+3
0
0
0No comments yet