Check the new version here

Popular channels

Golpeada por el #18F, Cristina demora definiciones

Cristina Kirchner celebró hoy su cumpleaños 62 en la quinta presidencial de Chapadmalal, donde ya estudia cómo recuperar la iniciativa tras la multitudinaria movilización de ayer en todo el país en memoria del fiscal Alberto Nisman, a un mes de su muerte.



Como acostumbra, la reacción inicial será con múltimples anuncios y alguna moviliación, pero ante la gravedad del tema sabe que la repetida táctica esta vez puede ser insuficiente.

Según señalaron a LPO fuentes cercanas al Gobierno, aprovecharía la ocasión para hacer los demorados cambios de Gabinete, anunciados en septiembre y luego para enero.

Llegarían recién en marzo, luego de inauguradas las sesiones ordinarias el domingo 1 de marzo, con una multitudinaria concentración en las calles.

Hoy las agrupaciones kirchneristas comenzaron a copar las calles, como amenazan desde la presentación de la denuncia de Nisman: Milagro Sala lideró una manifestación en Jujuy.

Fernando Espinioza, intendente de La Matanza y presidente del PJ bonaerense, deslizaba la semana pasada la idea de ir a plaza de mayo. Lo haría el 1 de marzo.

La movilización por Nisman también enterró cualquier definición electoral, aunque hubo quienes vieron señales en medio del caos: el protagonismo de Florencio Randazzo en un anuncio oficial y su exclusión en el incómodo acto de ayer en Zárate de Cristina junto a Gobernadores, fueron para muchos la confirmación de su candidatura.

También sorprendió el espacio que tuvo el ministro en las tandas de Fútbol para Todos, administradas con celo por Alfredo Scoccimarro. “Ahora empezó a nombrarlo. Antes sólo lo mostraban”, interpretan.

Randazzo competiría con Daniel Scioli, quien como en cada crisis revalidó hoy su lealtad a Cristina y en el Gobierno ya ni hablan de complicar su candidatura. Se conforman con ponerle un rival.

Julián Domínguez es el más expectante, a la espera de órdenes de la Casa Rosada. En su equipo no ven mal que sea candidato a gobernador, aunque no se imaginan caminando junto a Scioli.

No descartan una lista única para los dos presidenciales, como dan por hecho que habrá para diputados nacionales.

Pero las hipótesis no cierran ahí: Nadie entierra la candidatura de Axel Kicillof, planeada el año pasado y revitalizada con la meseta económica, sólo posible por las ayudas de China.

¿Nuevo Gabinete?

Tras el default de julio pasado era difícil encontrar algún funcionario que no hablara de cambios de Gabinete en septiembre. Se esperaba la partida de Jorge Capitanich y la tan esperada salida de Alicia Kirchner del Ministerio de Desarrollo Social.

Nada de eso sucedió y las falsas alarmas se repitieron en diciembre y enero, con la excepción de los cambios en la ex Side. La versión más nueva es que los cambios serían en marzo sólo que esta vez se habla de una renovación brusca del Gabinete.

A la partida de Capitanich (quien en mayo debe confirmar si será candidato a intendente de Resistencia, como anunció), se sumaría la de Juan Manzur, ministro de Salud y posible candidato a gobernador de Tucumán. Para la jefatura de Gabinete se especula con Aníbal Fernández, nuevo comodín de la presidenta desde que se sumó a su pelea contra los servicios de inteligencia.

Cristina daría un golpe de timón en Seguridad, donde el secretario Sergio Berni, jefe en los hechos por la ausencia de la ministra Cecilia Rodríguez, fue desautorizado por la presidenta al no poder justificar la actuación de los custodios de Nisman ni su papel en la escena de la tragedia.

El futuro de Randazzo es otro misterio. Se habla de una división entre Interior y Transporte, el área que lo convirtió en la figura de gestión que intenta nacionalizar para la campaña.

Si Alicia Kirchner continuará o será candidata es otro interrogante a develar. De abandonar el Ministerio, finalmente podría ocuparlo alguna figura de Máximo Kirchner, quien hace un año se quedó con los Centros de Comunicación Comunitaria mediante su ladero Rodrigo “Rodra” Rodríguez, pero no quedó conforme.

Pero la primera demostración de fuerza de Cristina será el domingo 1 de marzo en la apertura de sesiones ordinarias. La primera orden fue reforzar la seguridad del evento: habría un estricto control de las acreditaciones y sólo se podrá la calle Rivadavia.
0
0
0
0
0No comments yet