Check the new version here

Popular channels

Google homenajea a Mariquita Sánchez de Thompson


El buscador más popular de Internet dedica su doodle a recordar a una de las patriotas argentinas a 228 años de su nacimiento

Mariquita Sánchez de Thompson, muchas veces relegada en los libros de historia, recibió su homenaje en la red, en un nuevo aniversario de su nacimiento. Google, el gigante de Internet, dedica la ilustración de su logo de hoy a recordarla.

De fuerte carácter y convicción, fue quizá una de las primeras mujeres activas en la política. Su emblemática casa en la calle Unquera (actualmente Florida al 200) era lugar de interminables tertulias con personalidades destacadas. Allí se abordaban todos los temas: desde literatura a política. A tal punto que la tradición señala que en su salón se interpretó por primera vez el himno naciona


Sagaz cronista, defensora de la necesidad de educación para las mujeres, Sánchez de Thompson fue sin duda influyente en el proceso revolucionario de 1810. Su personalidad arrolladora se manifestó desde su adolescencia, cuando ni siquiera tenía 15 años y se enamoró y comprometió- con el visto bueno del vierrey Sobremonte- con su primo Martín Thompson, contra la opinión de sus padres. Su tenacidad la llevaría a protagonizar uno de los juicios de disenso más famosos de la época.



A partir de entonces, la vida de Mariquita estuvo ligada a los acontecimientos públicos. Abrazó con fervor la causa de la libertad y colaboró con todas las empresas patrióticas de la Revolución de Mayo

Sánchez de Thompson nació en Buenos Aires en 1786. Era la única hija de un español, Cecilio Sánchez de Velazco, y de una porteña, Magdalena Trillo y Cárdenas. Su madre era viuda de un rico comerciante porteño, Manuel del Arco, cuya fortuna heredó Mariquita.



En 1819 Thompson, con quien tuvo cinco hijos, murió en el viaje de regreso de una misión diplomática oficial a los Estados Unidos. En 1820, Mariquita volvió a casarse, esta vez con un comerciante francés, Jean Baptiste de Mendeville, del que luego se separó. En aquellos años integró la Sociedad de Beneficencia de la provincia de Buenos Aires, que administraba orfanatos, hospitales y escuelas de mujeres. Fue la presidenta de esa asociación entre 1830 y 1832.

Durante el segundo gobierno de Juan Manuel de Rosas (1835-1852) se exilió en Montevideo junto con su hijo Juan, que era un activo opositor del gobernador porteño. Regresó al país tras el derrocamiento en la batalla de Caseros.



Su retrato se encuentra junto al de otras once mujeres relevantes de la historia del país en el Salón Mujeres Argentinas de la Casa Rosada




0
0
0
0No comments yet