Canales populares

Google, por qué y cómo escanea el correo

Después de un polémico caso en el que una persona compartía imágenes de pedofília a través de Gmail, Google explica cómo escanea su correo electrónico para evitar que estos contenidos llegue a más público y avisar a las autoridades.



Recientemente la detención de una persona por compartir imágenes pedofílicas ha llegado a las portadas de medio mundo, en parte por el hecho de que ha sido Google quien ha avisado a la policía del caso. En concreto reportó el envío de material pedofílico a través de Gmail por parte de John Henry Skillern, un ciudadano norteamericano de 41 años. Inmediatamente muchos se preguntaron ¿lee Google nuestros correos?

En cierto modo sí, pero por un único motivo: preservar la seguridad de los niños. En 2008 Google desarrolló una base de datos que contenía códigos que se daban a imágenes de pedofilia. Así, si alguien enviaba o usaba una imagen con un código de la lista, los sistemas automáticos de la compañía alertarían al personal responsable y a las autoridades competentes.

No hay una persona leyendo los millones de correos que se envían a diario y buscando imágenes susceptibles de delito, simplemente es un cotejamiento de códigos. Sin embargo este método tiene un fallo y es que las imágenes que no dispongan de dicho código pasarán desapercibidas bajo el radar. Y eso suele pasar con el material de nueva creación. Aunque tan sólo es cuestión de tiempo que pasen por el filtro de Google.




La compañía afincada en Mountain View no es la única que utiliza este método para marcar imágenes de pornografía infantil. Tal y como leemos en The Verge, Microsoft también tiene su propio sistema, llamado PhotoDNA, que otorga una etiqueta a cada imagen y es capaz de reconocerlas incluso si han sido alteradas. La tecnología creada por la compañía de Redmond fue donada al NCMEC (National Center for Missing and Exploited Children) y ahora también la usan Twitter o Facebook.

Es sabido que Google, al igual que otros proveedores de internet, utilizan algoritmos para revisar los correos electrónicos como parte de su estrategia de afinar anuncios de publicidad de acuerdo a los intereses del usuario. La compañía escanea automáticamente las cuentas de Gmail, que tiene más de 400 millones de usuarios a nivel mundial.

Pero el caso en Texas ha intensificado el debate sobre hasta dónde el gigante de internet monitorea la cuentas de sus usuarios y provee información a otras instituciones.

"A primera vista se trata de una historia con final feliz, un hombre malo cometió un crimen y fue capturado", escribió en su blog John Hawes, jefe de operaciones de Virus Bulletin, una consultora sobre seguridad en la red.

"Sin embargo, algunos pueden ver este caso como una señal más de la presencia de los dos Grandes Hermanos gemelos, las agencias estatales y las corporaciones, y su poder para meterse en la vida privada de la gente buscando sacar a la luz trapos sucios", agregó Hawes.


Los detalles técnicos sobre el funcionamiento de dichas tecnologías no han sido revelados para evitar posibles ataques o que se investigue sobre ellos, algo que es de lógica. Pero las cuestiones morales sobre el escaneo de las comunicaciones civiles han saltado a la palestra y mucha gente se cuestiona si nuestra intimidad está a salvo con preguntas como: ¿permitirías que una compañía de transporte abriera y comprobara los paquetes que envías a familiares y amigos? ¿Es la seguridad de una persona o de un país, argumento suficiente para abordar la intimidad y los derechos de los individuos?


Ley Federal

La policía en Houston dijo a la prensa que Google había detectado imágenes explícitas de una niña en un correo electrónico.

Luego de que la existencia del mail fuera reportada al Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados, National Center for Missing and Exploited Children o NCMEC, la policía obtuvo una orden de allanamiento y detuvo al usuario, un hombre de 41 años.


"Yo no puedo ver esas fotos en los correos electrónicos, pero Google sí puede", afirmó el detective David Nettles a la prensa local.

Google le dijo a la BBC que no comentará sobre cuentas individuales, pero en un mail a la agencia AFP un vocero de la empresa afirmó que "lamentablemente todas las compañías de internet se topan con la realidad del abuso sexual de menores".

"Es por ello que Google remueve imágenes ilegales de nuestro servicio, incluyendo herramientas de búsqueda y Gmail e inmediatamente reporta abusos al NCMEC".




La agencia de protección infantil opera una línea llamada CyberTipline, o línea para denuncias cibernéticas, a través de la cual los proveedores pueden pasar información sobre sospechosos de abuso sexual de menores en la red a departamentos de la policía.

NCMEC dijo a AFP que la ley federal exige a los proveedores de internet denunciar sospechas de pornografía infantil a CyberTipline.

El año pasado, David Drummond, director legal de Google, reconoció en un artículo en el diario británico The Daily Telegraph que la empresa había creado tecnología para rastrear imágenes de abuso sexual de menores. Drummond afirmó que la compañía ayuda a financiar la Fundación de Monitoreo de Internet, Internet Watch Foundation o IWF, que se encarga de "la identificación proactiva de imágenes de abuso infantil que Google puede retirar de su motor de búsqueda".



"Sólo imágenes de abuso sexual de menores"

Emma Carr, directora interina del grupo de monitoreo de privacidad en la red Big Brother Watch, habló con la BBC sobre la denuncia en Texas.

"Con el escaneo de mensajes en Gmail y dado el hecho de que las compañías estadounidenses están obligadas por ley a reportar sospechosos, no me sorprende este caso", dijo Carr.

"Sin embargo, los usuarios de Gmail seguramente querrán saber más sobre hasta qué punto Google monitorea y analiza los mensajes de correo electrónico para detectar contenidos ilegales y qué tipos de actividades ilegales están monitoreando. Google debe explicar claramente qué procedimientos usa y que garantías existen para asegurar que no se acuse a una persona inocente".

En su mensaje a AFP, el vocero de Google no reveló datos técnicos sobre el proceso de identificación de imágenes.




Pero agregó: "Es importante recordar que usamos esa tecnología para identificar imágenes de abuso sexual de menores, no de ningún otro contenido en los correos electrónicos que pueda asociarse a actividades criminales", como, por ejemplo, el uso de mail para planear un robo.

En abril, Google actualizó los términos y condiciones que deben aceptar los usuarios de su servicio de correo electrónico.

El nuevo texto admite que la empresa analiza los correos de los usuarios para ofrecer tanto resultados de búsquedas más afinados como publicidad más ajustada a los intereses de los internautas.

Los nuevos términos y condiciones señalan: "Nuestros sistemas automatizados analizan su contenido (incluyendo emails) para ofrecer características relevantes y personalizadas de los productos como resultados adecuados a sus intereses, y detección de spam y malware. Este análisis ocurre cuando el contenido es enviado, recibido y cuando está almacenado".

La actualización tuvo lugar tras la interposición de demandas contra la empresa por el escaneo de correos electrónicos. Google también había sido denunciada por competidores como Microsoft, que acusaron a la compañía de "prácticas oscuras" y aseguraron que sus servicios rivales, como Outlook, no se entrometían en los correos de los usuarios.





Fuentes:

-alt1040.com
-latercera.com
0No hay comentarios