Google tendrá que pagarle a mujer por mostrar sus pechos.


Tras cinco años de discusión, se cierra el caso.





Cuando en el 2009 la canadiense Maria Pia Grillo descubrió que Google Street View, servicio que muestra fotografías de calles en todo el mundo, la había mostrado con un pronunciado escote, pidió que dejaran de mostrar su cuerpo y le paguen por daños y perjuicios. El servicio se negó, pero un tribunal le dio la razón a la demandante este año.

Grillo, cuyo rostro no era visible, pues el sitio web siempre difumina las caras de personas, consideraba que a pesar de ello era posible identificarla, lo cual habían hecho sus compañeros de trabajo, pues ella aparecía sentada frente a su domicilio.

Como compensación, ella pidió que la empresa de Internet le pague 45 mil dólares canadienses, equivalentes a 39 mil 800 dólares americanos.

Google se negó al pago y a difuminar su cuerpo porque, argumentó, está en su derecho de fotografiarla en público, y negó que este asunto esté relacionado a sus problemas emocionales, como reporta slate.com.

Google perdió, pues de acuerdo al juez Alain Breault, el frontis de la casa de Grillo puede considerarse como parte de su hogar y ella merecía privacidad allí, aunque pueda ser fotografiada. Google debe pagar a la mujer 2409 dólares canadienses (2134 dólares americanos).