Check the new version here

Popular channels

Gran desvelo K: Dejar más pobres que Menem

Hace 4 meses que el Gobierno de Cristina Fernández oculta la cantidad de pobres e indigentes que tiene el país. ‘Sincerada’ la inflación, la cifra ya no puede ser más del 4,7%. El problema es que los cálculos estarían ubicando el porcentaje de pobres cerca del 30% -como coinciden economistas y estudios privados-, en cifras similares a las que dejó el menemismo, entrando en colisión con el relato de la Década Ganada y generando un cóctel explosivo de aquí a 2015.




El Gobierno de Cristina Fernández cumplirá 4 meses, en mayo, que no informa los valores de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total, que sirven para fijar los niveles de indigencia y pobreza. El “nuevo” Indec, monitoreado por el FMI en cuanto al IPC, sigue escondiendo la cantidad de pobres e indigentes correspondientes al segundo semestre de 2013. Se esperaba que esos datos fueran difundidos el 23/04, pero no fue así y motivaron que al día siguiente el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pronunciara su famosa frase acerca de los “problemas metodológicos de empalme” con el índice de precios.

El nuevo IPCNU reconoció algo de inflación a diferencia del ‘dibujo’ de Guillermo Moreno. Era una exigencia del Fondo Monetario Internacional tras la moción de censura que impuso el organismo por la manipulación estadística. Pero el sinceramiento de la inflación no llegó a otros datos de la realidad.

El problema que tiene el kirchnerismo es que las estadísticas estarían confirmando un nefasto antecedente que colisiona con el relato de la Década Ganada: que la cantidad de pobres e indigentes estaría superando, o al menos equiparando, a la que dejó el menemismo como parte de su herencia para el próximo gobierno. Cristina hace rato que viene hablando de su herencia y admitir que deja más pobres que denostada década de los ’90 desvela a los kirchneristas ya que difícilmente se pueda revertir hacia 2015 el escenario actual.

El último dato conocido del Indec mostraba a finales del primer semestre de 2013 que la pobreza, para el Gobierno, se ubicaba en el 4,7%, mientras que para las consultoras privadas y para la Universidad Católica Argentina, llegaba al 25% y para el Centro de Estudios de la CTA oficialista (Cifra), la pobreza en 2012 era mucho mayor que la del Indec, con un 13,3%.

El último informe del ISEPCI (Instituto de investigación social, económica y política ciudadana) indica que durante el año 2013 la pobreza y la indigencia tuvieron una sustancial variación ascendente en la mayoría de las ciudades del país, como consecuencia de los aumentos de los precios que en los últimos meses del año pasado se aceleraron -particularmente los alimentos- mientras que los incrementos de los salarios y las jubilaciones fueron insuficientes (las diversas asignaciones sociales permanecieron en su mayoría congeladas) y no llegaron a compensarlos.

Los cuadros comparativos entre el último trimestre de 2102 y el mismo período de 2013, que surgen de cruzar los datos de la EPH (Encuesta Permanente de Hogares) del INDEC y los valores de la Canasta Básicas Total (CBT) y de Alimentos (CBA) relevadas por el Indice Barrial de Precios (IBP), muestran que los incrementos en los porcentajes de indigentes, son justamente consecuencia de la suba generalizada en los alimentos, que afectó fuertemente a los sectores más vulnerables.

En ese orden estima que a marzo de 2014 según el Indice Barrial de Precios hay un 26,45% de Pobreza, 5,72% de Indigencia y la Canasta Básica es de $2.628,72.+++
0
0
0
0
0No comments yet