Gran triunfo: los trabajadores del Subte absueltos



Tras dos jornadas de juicio, finalmente los trabajadores del subte fueron absueltos, después de enfrentar el juicio oral y público imputados en una causa por infracción al Régimen de Faltas, a raíz del levantamiento de molinetes en la estación Constitución de la Línea C ocurrido el 27 de febrero de 2014, en oportunidad de una jornada de solidaridad con los petroleros de Las Heras condenados a prisión perpetua.

La tentativa de imponer sanciones constituye un ataque velado contra el derecho de protesta y de huelga. El levantamiento de molinetes es una de las tantas modalidades a las que apelan los trabajadores dentro del arsenal de medidas de fuerza en el marco de los conflictos laborales que vienen protagonizando.

Sin embargo, la Justicia desconoce estos derechos y los encuadra como "delitos".

La sentencia del juez en este nuevo caso no se aparta de esta orientación, pero no ha tenido más remedio que echar lastre frente al rechazo y la reacción que provocó el ataque, en primer lugar, entre los compañeros del subte.

Ambas jornadas fueron acompañadas por la movilización de trabajadores. Se hicieron presentes dirigentes de ATE Lista Marrón, AGD-UBA, Fuba, Ademys, delegados del Garrahan y del Frente de Izquierda y los Trabajadores.

Ya el primer día del juicio comenzó con una victoria de la defensa de los trabajadores.

Al juez de primera instancia en lo Penal Contravencional y de Faltas N° 2, Carlos Bentolila, no le quedó más remedio de hacer lugar a una de las nulidades planteadas por la abogada Andrea Forgueras, defensora de los trabajadores, y desvincular del juicio a siete de los imputados por violación a su derecho de defensa al no haberse realizado las notificaciones a sus domicilios reales y hacerlo a través de la empresa Metrovías.

En la segunda jornada, el juez procedió a absolver al resto de los imputados ante la insostenible acusación del fiscal, ya que consideró que ni la acusación ni las circunstancias del hecho que se les pretendía imputar estaban "ni claras, ni determinadas", lo que ha sido un verdadero papelón de la fiscalía y de los denunciantes.

La absolución es una directa derrota de Sbase, que fue el denunciante, que hizo de la aplicación del convenio de traslado del subte a la Ciudad, en el marco de una nueva provocación patronal contra los trabajadores.