About Taringa!

Popular channels

Gratis, Como La Cerveza

.

Las Aplicaciones De Código Abierto

No Son Una Pequeñez De Cerveza Gratis




Mientras la recesión golpea, los usuarios están evitando el

software propietario caro por alternativas enormemente

sofisticadas a cero costo








Richard Stallman una vez escribió que la clave del software libre/gratis es que es “libre como en libertad, no libre como la cerveza”, queriendo decir que la gente debería tener la libertad de hacer lo que les plazca con el software, en vez de suscribirse a sus licencias restrictivas. Mientras la recesión avanza, el énfasis puede estar en la segunda mitad de su ahora famoso aforismo. Para los millones que bajan software libre en una recesión, la clave está en que es libre – como en cerveza libre.

Desde que Stallman hizo originalmente su declaración política como el fundador del movimiento de software libre en los '80, la forma en que el software ha sido desarrolla y distribuido se ha transformado. No puede haber un rincón del mundo industrial que no dependa de algún software libre. Pero el software libre, y el movimiento de código abierto que éste inspiró, hasta ahora ha afectado mayormente el mundo alterno de los servidores y bases de datos, o ha tomado la posta de software como el navegador de Internet, que ya estaba disponible a cero costo.

Políticas De Oficina

Lo que permanece intacto son las aplicaciones pagas que usamos en nuestras computadoras – el sistema operativo y las aplicaciones de escritorio licenciadas de gigantes del software tales como Microsoft, Adobe y Apple. Pero con la escasez creciente de dinero y las alternativas libres creciendo en sofisticación, lo libre finalmente está amenazando con convertirse en masivo.

Tomemos por ejemplo OpenOffice, la alternativa líder a una aplicación “propietaria” paga. Mientras comenzaba la depresión, sus estadísticas empezaron a dispararse. De acuerdo a la Universidad Estatal de Oregon, desde que lanzó su tercera versión a mediados de octubre, OpenOffice ha sido descargado más de 42 millones de veces. Eso es casi cuatro veces (3,75) por segundo. O, visto de otra manera, son 13,500 veces por hora, 324,000 por día, que alguien, en algún lugar del mundo ha elegido bajar software gratis en vez de pagar por aplicaciones que cuestan.

“Lo elegimos por el costo”, confiesa Chris Waite, el director tecnológico de Travel Republic, una agencia de viajes online muy grande con oficinas en Kingston upon Thames. Señalada como la compañía privada de más rápido crecimiento en 2007, la compañía instaló OpenOffice por necesidad. Ahora está funcionando en todos sus 120 escritorios. “El costo del paquete de Microsoft Office es prohibitivo, entonces elegimos OpenOffice y hace todo lo que necesitamos”, dice “nos ahorró alrededor de $25,200 dólares. Tan solo deseo que hubiéramos usado más software de código abierto desde el comienzo”. Sin duda muchas otras compañías estarán haciendo cálculos similares.

De cualquier aplicación paga que se le ocurra ahora hay una alternativa gratuita o de código abierto, cada una creciendo en sofisticación y ejerciendo presión sobre los líderes del mercado “propietario”. Todo desde software de oficina (OpenOffice), proceso de imágenes (Gimp), gráficos vectoriales (Inkscape), grabación de audio (Audacity) hasta clientes de e-mail (Thunderbird) – la lista sigue. Aunque ninguna de estas aplicaciones aún es líder en el mercado, el software libre ya ha tenido un efecto en las aplicaciones pagas. “El precio total del software ha estado en baja desde hace varios años”, explica Bianca Granetto, una analista de Software para Gartner. “Tienes opciones libres o casi libres, tales como las aplicaciones de Google basadas en la red, desestabilizando el mercado severamente. Si eres un gran CIO gastando millones en software de oficina e email, te estás empezando a cuestionar si eso es razonable. El Código Abierto ha sido una pregunta abierta por mucho tiempo, pero la recesión económica lo está convirtiendo en una alternativa viable”.

En noviembre, el analista estadounidense Clickstream reportó que el 5% de los usuarios de Internet usaron OpenOffice en los últimos seis meses. En comparación, el 51% usaba Microsoft Office, sugiriendo que Microsoft tenía 10 veces la cantidad de usuarios que OpenOffice. Pero esto también sugiere que el dominio de Microsoft podría estar declinando, ya que hace tres años disfrutaba del 95% del mercado. Ahora esa cuota puede haber bajado a 90%. Microsoft reconoce que ha sido forzado a hacer “disponibles muchas ofertas fantásticas” para preservar su posición, pero insiste en que su negocio de Office permanece “Increíblemente saludable”. Nicholas McGrath, director de estrategias de plataformas en Microsoft UK, admite que el software de código abierto “continúa desafiando a Microsoft en asegurarse de que están escuchando a los clientes, suministrando productos que son fáciles de usar y tienen mucho soporte detrás...si no continuamos innovando entonces vamos a estar en un aprieto”.

Donde Microsoft tiene más problemas es en el sector públicos. Desde Birmingham a Bruselas, gobiernos locales y regionales se están pasando a OpenOffice apostando a confrontar la hegemonía de Microsoft. “La idea de usar software de Código abierto no originado por una corporación multinacional estadounidense parece ir bastante bien en el servicio público francés”, dice John McCreesh, jefe de proyección de mercadotecnia para OpenOffice.org. Este rol es reciente para OpenOffice, pero el mayor adoptante comercial es Peugeot-Citroen, que ha instalado la aplicación en aproximadamente 20,000 estaciones de trabajo. Incluso PC World, uno de los mayores distribuidores de Microsoft Office, recientemente desplegó a OpenOffice en sus cajas registradoras. OpenOffice es sorprendentemente débil en donde se espera que sea más fuerte. Aun cuando el gobierno indio ha distribuido 7 millones de Cds del software, openOffice permanece débil en los países en desarrollo. “En esas economías la piratería es tan frecuente que hemos hecho poco impacto”, admite John McCreesh, líder de proyección de mercadotecnia de openOffice.org. “Uno es libre como en gratis, el otro es libre como en ilegal”.

La versión mas reciente de openOffice, cuando se le suman otras versiones anteriores y variantes como Go-oo de Novell, alcanzan un nivel estimado de usuarios de aproximadamente 150 millones en todo el mundo. Microsoft Office tiene al menos diez veces esa cantidad. Pero McCreesh dice que muchas compañías están considerando la opción abierta cuando llega el momento de actualizar el software. “Es interesante como Microsoft está deslizando la fecha de lanzamiento de su próxima versión de Office”, dice. “No son estúpidos. Saben que en cuanto la gente se enfrente con los costos de actualización empezarán a mirar a la competencia”.

Una de las críticas a las alternativas libres es la falta de sofisticación. Pero para Ford & Warren, un gran estudio de abogados en Leeds, el software es más que capaz de producir documentos complejos para sus 200 empleados. “Lo que no quieres hacer cuando recortás costos es recortar calidad”, explica Keith Hearn, el socio gerente de la firma.

Compartiendo La Descarga

Y las alternativas libres continúan mejorando. Gimp, por ejemplo, durante años ha sido perseguido por las críticas de que era inusable. Pero los desarroladores voluntarios han trabajado para superar sus limitaciones. “Hay problemas con el código abierto como los hay con los proyectos propietarios”, dice Michael J Hammel, un autor de varios libros de Gimp. “Pero con el código abierto hay mas transparencia y una oportunidad de solucionar estos problemas. Es una cuestión de cuando el mundo se dará cuenta de que compartir ideas en vez de venderlas es una mejor solución a largo plazo”.

OpenOffice es esencialmente propiedad de Sun Microsystems pero, como Gimp, está construido por un ejército de voluntarios y no obtiene ganancia alguna. Aún así, un proyecto tan iluminado como OpenOffice no es lo suficientemente abierto para algunos. Michael Meeks, un ingeniero de Novell, es uno de los arquitectos de Go-oo. Él ve la creciente adopción masiva de aplicaciones libres como la creación de una encrucijada. “El modelo tradicional de desarrollo de software se está desmoronando en las costuras. Vemos la línea de tiempo y cada vez proyectos de software propietario son un desastre por mal manejo del proyecto. El modelo de desarrollo del código abierto tiene un número enorme de atracciones, particularmente el liberar el código con anticipación. La gente se cambiará cada vez más a ese modelo.”

Cuánta gente tomará ventaja de ese modelo podría depender de que tan apretada se ponga la recesión.


FUENTE




(traducción propia)




Mis Otros Posts









.
0No comments yet