Popular channels

Grecia: 'Estamos en la recta final'

El gobierno de Alexis Tsipras ha comenzado a confeccionar un acuerdo a nivel técnico

El pacto conllevará una "solución de alivio de la deuda" a largo plazo, según Atenas



Grecia avanza ante la falta de liquidez. Alexis Tsipras parece dispuesto a poner toda la carne en el asador para llegar a un pacto "positivo" con los acreedores de su país en los próximos días. "Hemos dado muchos pasos y estamos en la recta final, cerca de un acuerdo", explicó ayer, después de una reunión de emergencia de su equipo económico.

Esa charla parece haber sido clave. Atenas habría comenzado ayer los procedimientos para redactar "un acuerdo a nivel técnico" con sus acreedores en el contexto de una reunión del Grupo de Bruselas, que engloba a ambas partes, según explicó un alto funcionario gubernamental. Esa versión fue refutada al poco tiempo por Valdis Dombrovskis, el comisario europeo del Euro: "Todavía no estamos ahí", dijo.

En Atenas son más optimistas. Las difíciles negociaciones sobre la reforma del IVA, uno de los principales escollos para llegar a un pacto, habrían finalizado con éxito y se realizaría con respecto a criterios redistributivos. El acuerdo incluiría un objetivo de superávit primario -previo al pago de intereses de la deuda- menor al 3% previsto para 2015. También se reduciría en los próximos años, según la fuente helena. Ese era uno de los principales objetivos del gobierno izquierdista. Le permitiría un margen de maniobra mucho mayor en la administración del presupuesto del país.

Tsipras podría alcanzar el acuerdo sin ceder en sus dos líneas rojas principales en las últimas semanas de negociación: no recortar salarios ni pensiones. Sí habría tenido que ceder a realizar una reforma en el sistema de subsidios para reducir las jubilaciones anticipadas en Grecia, sin carácter retroactivo. Su objetivo es consolidar los fondos de pensiones, según el funcionario heleno. Podría suponer la mayor unificación de los diferentes sistemas de seguros, un proceso iniciado en anteriores fases del rescate. El texto final, que aún no ha sido redactado, incluiría una "solución a largo plazo para reducir la deuda y un paquete de desarrollo", según la misma fuente, aunque no se especificaron más detalles sobre ese u otros puntos.

Aunque, sobre el papel, aún no hay pacto, las declaraciones de ayer sí parecen demostrar que está habiendo progreso. Y el mercado así lo avaló. Poco minutos después de filtrarse las primeras informaciones, las bolsas europeas dibujaron un fuerte repunte que, en el caso del Ibex se tradujo en una subida del 1,7%. Más aún rebotó el ASE de Atenas, que registró una ganancia del 3,5%. Por su parte, la prima griega cerró en 1.054 enteros una sesión en la que llegó a estar en 1.142 puntos.

La reacción se explica porque la cuenta atrás para Grecia tiene fecha y es muy próxima: el 5 de junio. El Gobierno no podrá comenzar a pagar los vencimientos de 1.600 millones al FMI a partir de entonces si no recibe, al menos, parte de los 7.200 millones restantes de los rescates.

Atenas apuntó ayer también a quienes quieren "seguir jugando" para presionar al Ejecutivo, en relación con distintas interpretaciones a la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de no ampliar la línea de emergencia que mantiene a flote los bancos helenos desde hace meses. Grecia no pidió su ampliación al considerar la provisión suficiente «tras la estabilización de la fuga de depósitos», explicó la fuente.

El el país ven como escollo las diferentes posturas entre las instituciones y, critican a la dirigida por Christine Lagarde: "Si no se necesitase un acuerdo con el FMI, el pacto ya habría sido cerrado", comentó el funcionario. "Ya hay acuerdo en la mayoría de los asuntos y los que quedan no reflejan un desacuerdo de las tres instituciones, sino sólo del FMI", explicó a EL MUNDO otra fuente cercana a las negociaciones.

También Tsipras aseguró los depósitos bancarios y criticó a los "alarmistas" sobre los problemas del país. "Se pagarán los salarios y las pensiones, mientras que durante cuatro meses algunos han afirmado constantemente que la economía griega estaba a punto de derrumbarse", criticó. Su plan es llegar a un acuerdo en la próxima semana.

Culpas al FMI

Atenas sí tiene reparos con otro de sus acreedores, el Fondo Monetario Internacional: "Sigue habiendo problemas con las diferentes posturas entre las instituciones. Si no se necesitase un acuerdo con el FMI, el pacto ya habría sido cerrado", ha abundado el funcionario. Tsipras le pidió al secretario del Tesoro de EEUU, Jack Lew, que intercediera entre Grecia y el FMI durante la cumbre del G7 en Dresden, Alemania, que se celebra este jueves y viernes. El norteamericano ha pedido este miércoles, durante una parada en Londres, que se llegue a un acuerdo: "No estoy preocupado por la buena voluntad de las partes. No creo que nadie quiera que esto explote. Pero un mal cálculo podría llevar a una crisis que puede ser potencialmente muy dañina", ha dicho Lew. Tsipras parece convencido de llegar a un acuerdo antes del próximo 5 de junio. Atenas ya ha admitido que no podrá pagar un vencimiento de deuda al FMI por valor de 1.600 millones de euros a partir de esa fecha, sin llegar a un acuerdo con sus acreedores para el desbloqueo de, al menos, parte de los 7.200 millones de euros restantes de los rescates.
0
0
0
0No comments yet