Check the new version here

Popular channels

'Green Arrow', de héroe secundario a tener su propia serie



'Green Arrow' – De héroe secundario a protagonista de su propia serie





El Robin Hood urbano de DC ganó trascendencia en la serie Smallville y ahora tiene su propio show que ya lleva tres temporadas con éxito. Pero en los comics ya venía haciendo ruido hace mucho tiempo, aunque jamás a con tanta notoriedad.





Noviembre de 1941 fue un mes especial, ya que en la edición 73 de la revista More Fun Comics aparecieron por primera vez dos héroes icónicos, aunque pocas veces llegaron a tocar la gloria: Green Arrow y Aquaman. Del segundo no vamos a hablar (probablemente, nunca), pero si sobre el primero, que después de más de 70 años logró algo que durante décadas fue impensado: tener su propia serie televisiva. Pero antes de hablar sobre la explosión, vayamos al nacimiento.

Como decíamos, en noviembre de 1941 hace su aparición Green Arrow, un héroe inocentón e infantil, con claras reminicencias a Robin Hood y, sobre todo, a Batman. Solo por mencionar algunas “coincidencias”, Green Arrow se escondía detrás de la fachada de Oliver Queen, un joven y seductor millonario. Para llamarlo, debían utilizar la Arrow señal y, al verla, él salía como flecha al rescate, ya sea en su Arrow-movil o en su Arrow-avión. Y, para colmo, no iba solo, sino que tenía a su fiel compañero, Speedy, un adolescente huérfano. El villano solía ser Bull’s Eye, que nada tiene que ver con el francotirador de Marvel, sino que era más bien un émulo del Joker.




Pese a las absurdas similitudes del personaje creado por Morton Weisinger y el ilustrador George Papp con el murciélago de Gótica, la tira tuvo un éxito remarcable, tanto que el personaje no solo quedó en More Fun Comics, sino que también salta a Adventure Comics (entre 1946 y 1960) y a World’s Finest Comics (1964), dos publicaciones de mayor renombre.

En 1969, Green Arrow toma una forma más cercana a la que conocemos hoy: un vengador social, casi anarquista, que busca la equidad y combate a la corrupción. Esto fue obra del ilustrador Neal Adams y el guionista Dennis O’Neil, que no solo crearon la imágen más conocida de Oliver Queen (esa de la barba en punta), sino que también lo pusieron en un lugar más cercano al antihéroe que al altruista inocente que habíamos leido en el pasado. En esta nueva etapa también consigue un nuevo “compañero”, nada más ni nada menos que Linterna Verde, en su encarnación de Hal Jordan. Ellos formaron un equipo disímil, siendo uno un rebelde y el otro un obediente de las sagradas reglas de Oa, el planeta-centro de mando de las Green Lantern Corps. Claro que las cosas no van a ser fáciles entre ellos, pero con el tiempo irán aprendiendo cosas del otro para formarse como mejores superhéroes.




Más tarde, en los ’80, aparece un personaje central en la vida de Oliver: Dinah Laurel Lance, más conocida como Black Cannary. Ella es parte de La Liga de la Justicia, y al comienzo su relación también es áspera. Pero el tiempo los convertirá en una de las parejas más queridas del mundo del comic.

Pero las cosas se pondrían oscuras pronto, ya que como todos sabemos, en los comics (en algún momento) hay que morirse, y a Green Arrow le tocó en 1994, cuando se sacrificó para evitar que un grupo de terroristas destruyera Metrópolis, la ciudad de Superman. Pero el comic no quedó vacante: Su hijo, Connor Hawke, tomaría su lugar. La historia de Connor es demasiado complicada y extensa. Para resumir, es hijo de Moonday Hawke, una ex pareja de Queen, y es admirador de su padre. De hecho, trabajaron un buen tiempo juntos, y fue casi lógico su reemplazo.




Pero algo faltaba. Su público, poco pero fiel, extrañaba al viejo Ollie, por lo cual DC lo resucitó en 2001 con la línea argumental Quiver, escrita por Kevin Smith. Allí, Hal Jordan revive a su antiguo compañero. El problema es que solo revive en cuerpo, ya que el alma se queda en el más allá, y Linterna Verde, bajo el manto de Spectre, tendrá que viajar para convencer a Oliver de volver para los eventos de la crisis de Final Night.




Hasta ahí, el comic. Ahora saltemos a la televisión, cuando hizo su primera aparición en la exitosa serie Smallville, específicamente en la sexta temporada. Allí apareció como interés amoroso de Lois Lane, pero más tarde se convertiría en el sidekick ideal que Clark Kent necesitaba. De a poco, una Liga de la Justicia se estaba formando.

Pero allí jugaba como patiño. No fue hasta 2012 que Oliver Queen tuvo su propio show televisivo con Arrow. Con tres episodios emitidos en los Estados Unidos, un contrato que sella 22, al menos por una temporada, y un éxito impensado para la cadena The CW, Green Arrow llegó a su punto más alto. El argumento de la serie es sencillo: En un crucero de placer, el padre de Oliver, su amante (la hermana de Dinah Lance) y él sufren un atentado, y solo él sobrevive, refugiándose en una isla… ¿desierta? Allí entrena diariamente, y cinco años después es rescatado y devuelto a su querida Star City, en donde se encargará de eliminar de la lista a todos los hombres corruptos de la ciudad, delatados por su padre, a quienes les quitará sus riquezas.

Arrow ha vuelto a la pantalla con su tercera temporada con el episodio, titulado 'The Calm' (La Calma), y ha sido tal vez la mejor season premiere de todas.


0
0
0
0
0No comments yet