Check the new version here

Popular channels

Grondona y el presupuesto de Fútbol Para Todos



En La Cornisa TV mostraron el manejo discrecional que efectuaba el fallecido dirigente y cómo se acrecentó el déficit de los clubes.

La jueza federal María Servini de Cubría sospecha que existe una diferencia entre el dinero que el gobierno le dio a la AFA para financiar el Fútbol para Todos, calculado en mas de 6.000 millones de pesos, y lo que Julio Grondona distribuyó efectivamente entre los principales clubes de primera.

La información es parte una investigación de La Cornisa TV cuyo último capítulo se conoció ayer y que se inició con el infome titulado La ruta del dinero G, que originó una denuncia de la legisladora Graciela Ocaña, presidenta de la Comisión de Deportes de la legislatura de la Ciudad. En el trabajo se muestran las fotos de cuatro cajas con documentación que el juzgado se llevó de la AFA después de su allanamiento, el 5 de agosto de este año.

Servini de Cubría está revisando de manera minuciosa toda la documentación. Encontró decenas de actas y miles de números y cifras. “No hay facturas ni documentos probatorios. Tiene la lógica de la contabilidad de un almacén”, reveló una fuente muy cercana al expediente judicial.

En el momento en que se puso en marcha el Fútbol para Todos, los clubes tenían un déficit operativo aproximado de 400 millones de pesos.

En la “Ruta del dinero G, La Cornisa mostró cómo el presidente de la AFAtriangulaba dinero a través de las mismas financieras. Algunos presidentes de clubes, necesitados de dinero, aceptaban la sugerencia del dirigente de acudir siempre a las mismas entidades. Después de cinco años, el déficit se multiplicó por cuatro y el pasivo trepó a 1600 millones de pesos.

En esta causa cuya carátula es defraudación a la administración pública, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público, están imputados el actual jefe de gabinete Jorge Capitanich y sus antecesores Juan Manuel Abal Medina y Aníbal Fernández.
0
0
0
0
0No comments yet