Check the new version here

Popular channels

Guardar tus recuerdos para siempre Y hacerlos Inmortales

Alternativas para guardar tus recuerdos para siempre y ser "inmortal"




Para evitar que los recuerdos y actividades del mundo on line queden en el olvido, diversas iniciativas buscan registrar y crear entidades virtuales que puedan mantener todas las experiencias vividas para siempre; los dilemas en torno a la privacidad y los cambios de comportamiento en la sociedad.




Uno de los centros de datos con los servidores que almacenan toda la información que generan los usuarios de Facebook la red social mas grande del mundo. Foto:AFP 



La tarde antes de morir, mi abuela -Bobby, como la llamaban sus amigos- le envió una carta a uno de los viejos amigos de su esposo, ya fallecido.
En el sobre incluyó algunas fotografías de mi abuelo y su amigo jugando cuando eran niños. "Debes tenerlas", le escribió. Le pedía, pero quizás también le suplicaba, que no dejara que estas cosas se perdieran u olvidaran cuando, como ocurrió pocas horas después, se quedara dormida para siempre en su sillón favorito.
La esperanza de que nos recuerden después de que nos vayamos es, a la vez, elemental y universal. Desde que hicieron sus primeros rayones en las paredes de las cavernas, los seres humanos han buscado frustrar el desvanecimiento final del recuerdo.
Hoy almacenamos nuestras memorias en los enigmáticos servidores de Internet. La cronología de Facebook registra los momentos más significativos de nuestra vida, la cuenta de Instagram guarda nuestros retratos, la bandeja de entrada de Gmail documenta nuestras conversaciones y el canal de YouTube transmite cómo nos movemos, hablamos o cantamos. Coleccionamos y conservamos nuestros recuerdos en forma mucho más exhaustiva que antes, intentado asir en cada caso una cierta forma de inmortalidad.
¿Es suficiente? ¿Qué pasa si dejamos de guardar algo crucial?
¡Cuánto mejor sería guardarlo todo! No sólo los pensamientos escritos y los momentos de la vida capturados por la cámara, pero la mente entera: las relaciones amorosas y las rupturas y decepciones, los momentos de triunfo y de vergüenza, las mentiras que dijimos y las verdades que aprendimos.
Si pudieras conservar tu mente como guardas información en el disco duro de tu computadora, ¿lo harías?
Ya hay ingenieros trabajando en la tecnología que permitirá crear copias completas de nuestra mente y de los recuerdos que persistan después de nuestros cuerpos sean enterrados o cremados.
Si tienen éxito, esta tecnología promete tener profundas, y quizás inquietantes consecuencias para la forma en que vivimos, las personas que amamos y cómo morimos.
COPIA AL CARBÓN
La abuela de Aaron Sunshine, de la ciudad de San Francisco, también murió recientemente.
"Una cosa que me impresionó fue lo poco que quedó de ella", me dice Sunshine, de 30 años. "Sólo hay unas cuantas posesiones. Tengo una vieja camiseta que me pongo en casa. Está su herencia, pero sólo es dinero sin rostro".
Su muerte lo inspiró a registrarse con Eterni.me, un servicio de internet que pretende asegurarse de que los recuerdos de una persona se conserven vía online después de su muerte.
Funciona así: en vida, autorizas al servicio a tener acceso a tus cuentas de Twitter, Facebook y correo electrónico; a subir fotos, datos de localización y hasta grabaciones hechas con Google Glass de cosas que has visto.
Los datos son recopilados, filtrados y analizados antes de que ser transferidos a una entidad de inteligencia artificial que trata de emular tu apariencia y personalidad. El avatar aprende más de ti a medida en que interactúas con él, con el objeto de mejorar su reflejo de ti con el tiempo.
"Se trata de crear un legado interactivo, una forma de evitar ser olvidado completamente en el futuro", dice Marius Ursache, uno de los creadores de Eterni.me.
"Tus tátara nietos usarán esto en vez de un buscador o una cronología para acceder a información acerca de ti, desde fotos de eventos familiares hasta tus opiniones sobre ciertos temas, pasando por canciones que escribiste y nunca diste a conocer".

¿Es suficiente? ¿Qué pasa si dejamos de guardar algo crucial?
¡Cuánto mejor sería guardarlo todo! No sólo los pensamientos escritos y los momentos de la vida capturados por la cámara, pero la mente entera: las relaciones amorosas y las rupturas y decepciones, los momentos de triunfo y de vergüenza, las mentiras que dijimos y las verdades que aprendimos.
Si pudieras conservar tu mente como guardas información en el disco duro de tu computadora, ¿lo harías?
Ya hay ingenieros trabajando en la tecnología que permitirá crear copias completas de nuestra mente y de los recuerdos que persistan después de nuestros cuerpos sean enterrados o cremados.
Si tienen éxito, esta tecnología promete tener profundas, y quizás inquietantes consecuencias para la forma en que vivimos, las personas que amamos y cómo morimos.


Se trata de crear un legado interactivo, una forma de evitar ser olvidado completamente en el futuro, dice Marius Ursache, uno de los creadores de Eterni.me, un servicio que funciona como un repositorio de toda la actividad on line de un usuario


Memoria Fotografica


¿Y qué tal si, en vez de elegir y descartar lo que queremos capturar en formato digital, fuera posible registrar la totalidad del contenido de la mente?
Esto no es cosa de ciencia ficción ni la aspiración de un minúsculo grupo de científicos irracionalmente ambiciosos.
Teóricamente, el proceso requeriría de tres avances fundamentales. Primero, los científicos deben descubrir cómo preservar, sin destruir, el cerebro de una persona después de muerta. Luego, el contenido preservado del cerebro debe ser analizado y capturado. Finalmente, esa captura debe ser recreada en un cerebro humano simulado.
El trabajo en la creación de un cerebro artificial en el que se pueda hacer una copia de respaldo de los recuerdos humanos está muy extendido.
El MIT dicta un curso en la ciencia emergente de los "connectomics", que busca crear un mapa completo de las conexiones del cerebro humano.
0
0
0
0
0No comments yet