1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

Guerra de Consolas





Durante las últimas semanas, estamos viviendo el debate generacional de turno, ese que busca inclinar la balanza hacia una consola u otra según su potencia bruta, por lo que hemos visto a ambas compañías lanzar especificaciones, foros llenos de información técnica de por qué la memoria de una es mejor, que si la otra forma cuellos de botella, que si la CPU se aprovecha mejor…

Aunque siempre se exagera en todo lo que respecta al poderío de las consolas, es lógico que los usuarios quieran comparar sus futuras máquinas, visto lo que ha ocurrido en el pasado; a nadie le gusta disponer de una máquina y tener que desenvolsar 70€ sabiendo que existe para la competencia una versión mejor. Que se lo digan a los usuarios de Bayonetta en PlayStation 3, donde las diferencias entre productos eran más que claras. Lo mismo ocurrió la generación pasada, donde jugar a un Splinter Cell en Xbox o hacerlo en una PS2 eran mundos totalmente distintos.

Sin embargo, en ambos casos las diferencias eran claras. Xbox era una consola técnicamente superior a PS2 y PS3 a su vez lo era a Xbox 360. Lo curioso del caso es que la historia nos ha demostrado que no importa quién sea más fuerte, al final es el resultado de sus juegos los que hablan por sí mismos.


Por mucho que tengamos ejemplos del pasado y datos sobre la mesa, sería lógico pensar que dadas las arquitecturas de ambas máquinas y los costes de desarrollo, no veremos unas diferencias fundamentales entre una consola u otra. Es más, muchos estudios están ya reflejando el estado de nuestra industria, donde las grandes compañías alaban el poderío de las máquinas de nueva generación, pero no van a dedicar recursos económicos a aprovechar el potencial de cada una, porque no compensa. La cosa es más grave aún cuando no se trata simplemente de un problema económico, sino de la propia filosofía de la compañía: no conviene que ninguna versión de consola de tu juego sea mejor; evitar comparaciones extremas augura un mejor futuro en cada plataforma y que muchos usuarios no esperen a comprar la versión superior porque todavía no poseen la otra consola.

En muchas ocasiones, la verdad y la realidad son cosas muy distintas. Sobre el papel, PS4 puede hacer unas cosas mejor y Xbox One otras. Pero en la práctica esas diferencias serán prácticamente inexistentes. ¿Alguien recuerda el gran trabajo de anti-aliasing que tenía la versión de The Saboteur en PS3, por ejemplo? No. Estos pequeños detalles pasan desapercibidos a ojos del gran consumidor.




Hay que decir que la diferencia técnica, sin embargo, sí es definitoria en lo que respecta a las exclusividades, algo que Sony sabe muy bien. Puede que el Cell y la arquitectura de PlayStation 3 haya sido un "error", usando la propia definición de la compañía, pero con el tiempo nos ha ofrecido productos imposibles de acometer en la competencia como la serie Uncharted, The Last of Us, Killzone o el inminente Gran Turismo 6. Será aquí donde las first-party tendrán más difícil esta vez sacar el potencial de sus máquinas para diferenciarse de la competencia.

Pero en lo que respecta a los juegos multiplataforma, la cosa será mucho más difícil de conseguir. Las versiones de estos juegos que hemos visto corriendo en ambas consolas son prácticamente indistinguibles sin pasarlas por el quirófano y, como hemos mencionado, a las compañías no les conviene que dichas diferencias sean notables. A no ser que Sony o Microsoft quieran desmarcarse, ayudando económicamente a la producción de un videojuego en concreto para que se vea mejor en su plataforma, pero con el camino que están tomando de contenidos y trucos exclusivos, no parece que esto vaya a ser probable.

Es curioso que los jugadores dediquemos tantos esfuerzos a estos menesteres, pero me sorprendería ver unas diferencias palpables en el 90% de los juegos de nueva generación, que van a ser los multiplataforma. Los usuarios que decidan empezar, en cambio, la nueva generación con un PC preparado (y yo no seré uno de ellos, lamentablemente), lo tendrán más fácil. La suya, sin necesidad de aplicar bisturí, sí será la versión más potente.




0
0
0
0No hay comentarios