Canales populares

"Guerra económica"



Cuando el presidente de Estados Unidos Barack Obama divulgo su nueva política hacia Cuba, no anunció, concomitantemente, la de los objetivos.
Estos son los mismos desde la lejana década de los 70´s: el derrocamiento del gobierno revolucionario. O, dicho en lenguaje políticamente correcto, un cambio de régimen.
El silogismo es claro: si la metodología empleada hasta ahora para derrocar al gobierno cubano no ha tenido éxito, modifiquemosla. O siguiendo las enseñanzas del primer Roosevelt, "hablad suavemente, pero empuñad un gran garrote".
Y se ve que, ahora mismo y en el caso de Venezuela, Obama sigue puntualmente el consejo de aquel Roosevelt. No hay declaración de guerra, no hay amenazas de intervención militar directa. Solo palabras de preocupación por la salud de la democracia y de los derechos humanos en Venezuela.
Pero esas suaves palabras se ven acompañadas por la intensificación de la guerra económica y de la guerra propagandística. Ambas han sido ampliamente ensayadas durante décadas. Cuba seria el mejor ejemplo de esos dos tipos de agresión imperial. Y si en la isla caribeña no tuvieron éxito, hay que reconocer que si lo alcanzaron en el caso chileno y, un poco mas tarde, en Nicaragua.



No hay, consecuentemente, lugar para el engaño. Las actuales dificultades económicas que enfrenta Venezuela y su magnificacion mediantica, son resultados netos de esa guerra económica y propagandística, y no de fallas en el sistema económico, por mas que estas existan, como en cualquier país.
Esos dos tipos de guerra, de las que es testigo el planeta, tienen como objetivo ultimo, producir el hartazgo ciudadano, y lograr en las urnas el anhelado derrocamiento del gobierno bolivariano.
La apuesta tiene sentido, ya veremos si la pueden ganar, lo que tampoco es fácil. Pero por lo pronto, conviene no dejarse engañar sobre las razones y el origen de los actuales problemas económicos de Venezuela.
0
0
0
0No hay comentarios