Canales populares

Habló Crespito...

Hernán Crespo se soltó como, quizás, nunca antes. En un frontal y rico reportaje con Estudio Fútbol, por TyC Sports, no esquivó ningún tema. A saber: su relación con Riquelme, su presente y, fundamentalmente, su futuro con la Selección. Dijo:

"Me enteré hoy al mediodía sobre la renuncia de Román. Me llegó un mensaje de un periodista italiano para decirme que se retiraba de la Selección. Sorprende, sobre todo porque en la era Basile fue capitán. Más allá de las características futbolísticas o de estilos compatibles o no, con Román tenemos una muy buena relación. Eso no quiere decir que muchas veces yo estaba de acuerdo en la elección de la jugada, otras veces no."

Y enseguida agregó: "Más allá del fútbol está lo humano. Yo a Román le tengo un gran respeto como persona y como profesional. Si una de las razones para dejar fue lo de su mamá, me dolería mucho porque es algo sin sentido".

"¿Están peleados?", fue la oportuna pregunta que le hicieron desde estudios. Y rápido llegó la respuesta: "No hay que aclarar nada porque nunca hubo nada".

Y se largó con una confesión inusual: "Duele no ser reconocido. No ser reconocido está muchas veces muy cerca de la falta de respeto. Yo he hecho goles en todos lados. Fui tercer goleador de la Selección, goleador absoluto en eliminatorias... Ni Ronaldo, ni Zamorano ni Salas hicieron más goles que yo. Me siento orgulloso de mi carrera en Europa. Pero parece que no soy del palo, porque trato de hablar bien. Muchas veces no me sentí respetado. Durante el Mundial me dolió que pidieran a otros, pero son las reglas del juego. Cada uno puede tener su opinión, pero los números son indiscutibles."

Y volvió, casi sin darse cuenta, a su relación con los colegas: "Hoy por hoy me puedo sentar a tomar un café con Bati, con Román, y nos vamos a reír de las cosas que se inventaron. Nosotros nos la bancamos, pero muchas veces los familiares no. Nunca le falté el respeto a un compañero. Entonces, sería bueno que todos hicieran un m ea culpa. Pero todos en serio. Si perdemos este talento como Riquelme por esto, es hora de parar."

"Uno sabe –insistió- que en Argentina pasan estas cosas, pero debe haber una justa medida. Yo siempre me supe adaptar a todos los sistemas de juego. Y puedo dar mil nombres de primerísimo nivel. Esa es mi característica. Cuando el equipo necesitaba que me tirara atrás, lo hacía. Nunca tuve problemas. Bielsa siempre me decía: "Muchas veces vos tenés que jugar peor para que la Selección juegue mejor". Yo hago las cosas con el corazón, en función del grupo y de la Selección. Si no se dio, no se dio."

Reconoció que "no esperaba las renuncias de Bielsa y de Pekerman. Me sorprendieron." Y remató con su futuro en la Selección: "Estoy tranquilo, estoy jugando en un gran club. Si me doy cuenta de que no estoy en el nivel de un gran club, no voy a tener chances en la Selección. Me siento bien, a la altura de la Selección . Por lo menos por ahora. No sé más adelante, en cuatro años pueden pasar muchas cosas. Si mantengo todo el año un buen nivel, esperanzas voy a tener. Ganas me sobran. Voy a hacer todo lo posible para estar en plenitud."

Hernán Crespo, a calzón quitado.


fuente: olé
0
14
0
14Comentarios