Check the new version here

Popular channels

Habló el motochorro

Gastón Aguirre rompió el silencio. Admitió que el arma estaba cargada. "Era más fácil robar una mochila que un negocio", afirmó. Acusó a su víctima, un turista canadiense, de haber grabado el robo con una GoPro para "hacerse famoso"



El rostro de Gastón Aguirre recorrió el mundo. Un turista canadiense llamado Alex Hennesey registró con su cámara GoPro el intento de robo que sufrió a manos de Aguirre, que pasó a ser conocido como el "motochorro" de La Boca. El fin de semana habló la pareja del "motochorro", y ahora fue el turno del propio Aguirre, que rompió el silencio en una entrevista con América24.

En la nota, Aguirre aseguró que intentó robar para comprarle un regalo a su hijo, a quien no veía desde hacía varios días por las diferencias que tenía con la madre. "El muchacho se puso en el medio de la plaza y sacó una cámara y se puso a filmar; era más fácil robar una mochila que un negocio", se defendió. Y aseguró que en ningún momento pensó en disparar, pese a que admitió que el arma –que reconoció como propia "para defender su casa"– estaba cargada.

Aguirre dijo que es la segunda causa que tiene por robo –estuvo preso ocho años por un hecho ocurrido en 2003– y que se equivocó: "Antes (robar) era una forma de vida, ahora fue un error". Y se mostró arrepentido. "Me veo como un tonto que hizo algo que no tendría que haber hecho. Si tuviera poder para remediarlo, volvería el tiempo atrás", afirmó.

Pese a asumir su culpa y confesarse dispuesto a enfrentar la sanción que le dé la Justicia, cargó contra su víctima. "Antes de irse del país, tendría que haber hecho una denuncia. Él hizo esto para hacerse famoso", lanzó.

Por otro lado, se mostró muy disconforme con las reacciones que despertó su accionar en las redes sociales contra él y su familia. "A raíz de eso muchos fueron a agredir a mi familia", explicó. "Yo no quiero que me feliciten, pero piensen lo que están diciendo. Cuando me vengan a dar los balazos a mí, en qué papel van a quedar", agregó en referencia a supuestas expresiones que pedían matarlo.

Aguirre fue detenido por la Policía Metropolitana días después del hecho. Los efectivos le encontraron 400 gramos de marihuana, pero la causa que se podría haber abierto por ese hallazgo no se inició porque la jueza María Servini de Cubría consideró que hubo errores en el procedimiento. En ese sentido, el hombre denunció que la droga le fue plantada cuando le pusieron a él un bolso que no le pertenecía.


Por último, Aguirre dialogó unos minutos con Mike Graziano, el amigo que acompañaba Álex en el momento en que el turista fue robado. En la comunicación se animó a objetar el sentido de la divulgación del video. El canadiense consideró que si Aguirre estaba arrepentido debería pensar en ello en la cárcel. "Puede ser nuestro amigo", dijo en relación a la palabra que se escucha con recurrencia en la grabación, "pero tiene que ir a prisión y cambiar".
0
0
0
0No comments yet