Hacen un boquete para robar celulares de última generación

Usaron la modalidad “hombre araña” para entrar al local, pero se activó la alarma y la Policía pudo detener a dos de los sospechosos cuando bajaban de los techos con el botín. Hay un prófugo.

Cuando los agarraron estaban a punto de escapar con 33 teléfonos celulares de última generación que, minutos antes, habían robado de un local de electrodomésticos de Belgrano al que habían entrado tras hacer un boquete en el techo.

Los detenidos son dos ciudadanos chilenos que usaron la modalidad “hombre araña” para ingresar esta madrugada al local de la cadena Musimundo ubicado en avenida Cabildo 1873.

Eran alrededor de las 4.30 cuando se activó la alarma del comercio y el centro de monitoreo de la empresa detectó movimientos sospechosos en el interior, por lo que de inmediato se envió un móvil de la comisaría 33a.

Los efectivos notaron que las persianas del local estaban cerradas y no habían sido violentadas. Sin embargo, vieron movimientos extraños en los techos, por lo que dispusieron un operativo cerrojo en la manzana delimitada por las calles Cabildo, Sucre, Vuelta de Obligado y La Pampa.

Así fue como sobre Vuelta de Obligado, la Policía detuvo a dos sospechosos que bajaban de los techos e inició la persecución de una camioneta Ford Ranger que los esperaba con al menos un tercer cómplice que hacía de chofer.

La persecución se extendió hasta la autopista Panamerica y avenida Márquez, en San Isidro, cuando la policía perdió contacto con la camioneta, que se dio a la fuga.

A los dos detenidos se les secuestró una bolsa con 33 celulares del tipo “smartphones” de alta y mediana gama con sus respectivas cajas. Además, tenían una escalera de ocho metros de longitud y una soga de cuatro metros de largo con la que se descolgaron del techo para ingresar al local tras hacer un boquete.

La Policía identificó a los detenidos como Andrés Antonio Ahumada Blamey (33) y Michel Sacha Chia González (26), ambos de nacionalidad chilena, quienes quedaron a disposición del juez de Instrucción 26, Santiago Quian Zavalía, en una causa caratulada por el momento como “robo con escalamiento”.