Canales populares

Haiti, otra mirada

Haiti: Algo habras hecho.........


Hoy todos tenemos en la retina el pesar del pueblo haitiano, sin embargo su camino de tristeza y desamparo no comenzó con una catastofre natural hace cinco días, si no con una catastofre política hace un poco más de cien años. Culpar a la naturaleza es, justamente, lavar culpas. Como dice Marx “La historia se repite primero como tragedia y después como farsa”, los mismos que hundieron al país en un mar de caos y pobreza son los que van a la cabeza de las “ayudas humanitarias”. Quizás si no se hubiese destruido sistemáticamente al pueblo haitiano, una sociedad más organizada y con más recursos hubiera podido enfrentar de otra manera los avatares de la naturaleza.
Otra frase que me viene a la cabeza cuando pienso en esta malograda nación es la de San Martín “Serás lo que debas ser o no serás nada”, Haití hoy no es nada porque no se le permitió ni permite ser lo que debe: una nación libre e independiente, y con su ejemplo a la cabeza de todos los pueblos que se precien libres.
Pero todo problema tiene una raíz, lejana y no tanto. Haití además de ostentar el record en pobreza de todo America posee otras conquistas intencionalmente poco difundidas o conocidas como por ejemplo ser la primer nación latinoamericana en declarar la independencia o ser la primera del mundo en abolir la esclavitud. Tan poco ambiciosos eran los desamparados haitianos que fueron los primeros en constituir un gobierno de esclavos, lo que les valió una encarnizada batalla contra los tres imperios más poderosos de esa época España, Francia y Gran Bretaña. Estas tres potencias estaban en Guerra entre ellas pero no dudaron en unirse en el caribe para aplastar la Revolución Haitiana. Al único país al que le podían pedir ayuda era al recientemente fundado EEUU, que por supuesto se la negó ya que en la tierra de la libertad los esclavos eran el sostén de la economía. Para el establishmen era insostenible la existencia de un país gobernado por esclavos donde la justicia era justa, un país donde los analfabetos administraban mejor que los letrados europeos, un país donde los estandartes de la Revolución Francesa se aplicaban en el mundo real y no en el mundo de las ideas y donde los campesinos negros paganos vivian mejor y mas felices que los blancos cristianos. La lógica nos dice que la mitad de una pequeña isla no podría resistir el embates de tres potencias, pero el ser humano se mueve por otras motivaciones que de lógicas no tienen nada. En política se dice “un país es un estado de ánimo” y los haitianos tenían el estado de ánimo de una potencia, tenían la convicción de que volver al esclavismo era peor que morirse y así vencieron a la adversidad, como los griegos cuando resistieron el implacable poder de Jerjes. De aquella titánica aventura surgió la democracia y de esta caribeña surgiría también un nuevo sistema. Las rencillas entre las naciones Europeas y entre las facciones hacia dentro de EEUU permitieron a Haití disfrutar de una breve “primavera” hasta principios del Siglo XX, cuando EEUU impulsado por las revueltas en todo el continente causadas por la crisis económica de finales del siglo XIX se decidió a borrar la experiencia haitiana de la historia definitivamente, de la misma manera que Roma elimino toda referencia a Cartago. La política del garrote proclamada por los Yankees comenzaba a aplicarse en Centroamérica y el Caribe, una de las primeras victimas fue Haití, esta vez la lógica fue más. Los marines masacraron a una gran cantidad de haitianos e impusieron una política de terror durante treinta años. Treinta años tardaron en entrenar a un ejército local y a un dictador criminal al estilo africano: Papa Doc. Recién ahí, cuando sus intereses quedaron completamente resguardados por un tirano abandonaron la isla. La triste historia de Centroamérica y el Caribe siguió al compás de las multinacionales estadounidense, así como décadas antes en Viena las potencias se dividieron el mundo en colonias, el gobierno norteamericano dividía los países de esta región entre sus empresas según lo que producían ( United Fruits, United Cotton, United Sugar). Y así la historia sigue su derrotero tragico, a Papa Doc lo sucede su hijo y como los hijos siempre quieren superar al padre, Nené Doc fue más despiadado que el viejo. Nadie intervino mientras cometían sus troperías, si lo hicieron cuando la dictadura fue derrocada, una vez mas la mano del gobierno norteamericano se interpuso a la libertad del pueblo caribeño reponiendo siempre un dictador en el poder. Durante esos cien años el desastre haitiano no despertó ningún tipo de interés en la prensa mundial que hoy fotografía a los muertos tirados en la calle, ni en los gobiernos que hoy ponen la bandera a media hasta, ni en los empresarios que se sacan fotos junto a la pila de latas de tomate que envían a Haití. La revolución haitiana, primera en Latinoamérica en declarar la indepencia, primera en el mundo en abolir la esclavitud no se estudia en ninguna escuela del continente. Siguiendo la idea de la farsa en que se repite la historia vemos y escuchamos cosas tan raras como que desde el 2004 el país esta invadido por las “Fuerzas de Paz”, gente entrenada para la guerra resguarda la paz en Haití, ejércitos que siempre bregaron por impedir la independencia de esta pequeña nación son los que hoy garantizan la democracia. Hoy Chiquita Brands heredera de la United Fruits recoge dinero para hacer beneficencia en el devastado país. Claro, esto siempre y cuando se le garantice al establishmen que Haití siga siendo nada y no sea el ejemplo que debió ser.


Lord Muelle

http://www.abc.es/20100117/internacional-internacional/toma-control-haiti-20100117.html

http://internacional.eluniversal.com/2010/01/16/haiti_ava_francia-se-queja-del_16A3297773.shtml

http://www.clarin.com/diario/2010/01/16/um/m-02121385.htm

Papa Doc: http://es.wikipedia.org/wiki/Fran%C3%A7ois_Duvalier

United Fruits: http://es.wikipedia.org/wiki/United_Fruits_Company
0No hay comentarios