"Hasta Tinelli y el Maipo no paro"



"Hasta Tinelli y el Maipo no paro"

La nueva Chica Crónica se llama Laura Lim y es una modelo y licenciada en Administración de Empresas. En cuanto a sus objetivos para su carrera artística, la joven oriunda de Seúl parafraseó a Zulma Lobato y prefirió no revelar sus proyectos.

Estatura: 1,65.
Medidas: 95-63-94.
Signo: Virgo.
Hincha de: River.

Es modelo y licenciada en Administración de Empresas. Nació en Seúl (Corea del Sur), pero desde los 5 años vive en Buenos Aires; se siente mitad coreana y mitad argentina.
¿Cómo es una semana típica en tu vida?
De lunes a viernes trabajo en una financiera. Y los fines de semana soy modelo, promotora y “ring-girl”, las chicas que pasan los carteles en las peleas de MMA (Artes Marciales Mixtas). Voy al gimnasio de lunes a sábado. Estudio danzas funk y teatro, con Javo Rocha.
¿El último trabajo como modelo?
Hicimos una producción muy importante para FOX Latinoamérica, que se va a titular “La chica de la jaula”, jugándola con mi participación en los combates de MMA.
¿Tenés algún proyecto inmediato?
No puedo hablar demasiado, porque si bien las conversaciones están muy avanzadas aún no hay nada firmado. Pero podría decirte, parafraseando a Zulma Lobato, que “hasta Tinelli y el Maipo no paro”.
¿Cómo te autodefinirías?
Soy una mujer muy temperamental. De las que cree que nada se consigue sin sacrificio, esfuerzo y dedicación. Excesivamente puntual, jamás dejaría plantado a alguien.
¿Novio?
Entre el trabajo, las clases de danzas y teatro, y el gimnasio, no me queda tiempo para nada. Por eso estoy soltera, solita.
¿Cerraste las puertas al amor?
Para nada. No me gustan las relaciones pasajeras, no va con mis costumbres, pero nunca descarto la idea de formar una pareja.
¿Las costumbres coreanas, permiten que una mujer tenga fantasías?
El hombre coreano es muy machista, la mujer está relegada a un segundo plano. Me parece que, por todo eso, no estaría bien visto.
¿Vos las tenés?
Creo que ya las cumplí todas… Jajaja. O no: podría ser en “la jaula”, en un cuadrilátero, con un luchador.