Check the new version here

Popular channels

¿Hay un golpe de Estado en marcha en Corea del Norte?

Las ausencias del dictador Kim Jong-un en actos oficiales avivan toda clase de teorías

Se ha especulado con que es la hermana del líder, Kim Yo-jong, quien firma los decretos


Desde que accediese al poder en 2011, cada madrugada del día 10 de octubre el dictador Kim Jong-un visitaba el mausoleo donde reposan los restos de su abuelo, Kim Il-sung, y su padre, Jim Jong-il. Ayer, la noticia fue su ausencia. Un ramo de flores con su nombre fue depositado en el lugar, pero la agencia norcoreana KCNA no incluía al líder supremo en la lista de visitantes que conmemoraron el 60º aniversario de la fundación del Partido de los Trabajadores.

La ausencia de Jong-un, desde el 3 de septiembre, alimenta todo tipo de rumores. Desde que la televisión del régimen admitió la "incomodidad" del dirigente se habla de una posible enfermedad. Su ausencia en la recepción de la selección norcoreana a su regreso de los Juegos Asiáticos sorprendió; también lo hizo la sorpresiva visita de Hwang Pyong-so -su 'número dos'- a Corea del Sur con motivo de la clausura de los Juegos en Incheon, en un viaje que resucitó de facto los lazos diplomáticos y prometía ser un paso hacia la reconciliación de las Coreas.

Rumores y 'conspiranoia'

"¿Se está cometiendo un golpe de Estado? Podría ser, pero no se sabrá hasta que alguien tome de facto el poder y comience a ejercerlo", explicaba Bruce Bennett, analista de Rand Corporation, al Asia News Weekly. Los expertos desestiman la teoría del golpe desarrollada por el desertor norcoreano Jang Jin-sung, quien afirma que un golpe tuvo lugar en diciembre, cuando Hwang habría tomado el poder mediante el Departamento de Organización y Guía pero mantendría la ficción manipulando a Kim. Se ha llegado a especular con que la joven hermana del líder, Kim Yo-jong, de 27 años, sería quien firma los decretos.

La rumología en un régimen tan impredecible y secretista como el norcoreano es casi una ciencia. Los analistas mantienen que el problema podría ser tan prosaico como un ataque de gota, diabetes, una lesión o una operación quirúrgica. Desde Corea del Sur se incide en que Kim sigue manteniendo el control. "Creo que se trata de un problema de salud y no particularmente serio", declaraba el profesor de estudios norcoreanos de la Universidad de Sogang, Chung Young-chul. El analista Sue Terry, del Eurasia Group, escribía en un informe que "es muy improbable que su prolongada ausencia o el viaje de altos oficiales norcoreanos envíen ninguna señal de cambio de régimen".

Un cambio de imagen

Con su afición por las cámaras, el joven dictador, de 31 años, había roto la tendencia creada por sus antepasados y antecesores, y eso agranda su ausencia "Probablemente no quiera ser visto mientras está enfermo. Parecer débil no es una buena señal para un líder que intenta mantener el control", remarcaba Bennett.

Sue Terry estima que la visita de la delegación norcoreana a Incheon -donde Hwang aseguró que el líder se encuentra "bien"- se inscribe en la desesperación económica de una Corea del Norte cada vez más aislada, sobre todo desde que China adopta distancias. Sí parece confirmar el meteórico ascenso de Hwang Pyong-so, un oficial de medio rango hasta que en 2010 comenzó a ascender. El 25 de septiembre, Hwang fue nombrado vicepresidente de la Comisión para la Defensa Nacional -lainstitución más poderosa del régimen-, cargo que sumaba al de líder político del Ejército Popular de Corea del Norte. Sin embargo, según Michael Madden -autor y director de la web NK Leadership Watch- no son infrecuentes los "cambios de silla" en el régimen norcoreano y, en el caso de Hwang, la prensa oficialista no ha mostrado imágenes del alto cargo que puedan hacer pensar en un cambio en el poder.

Sólo tres días después del viaje que deshelaba las relaciones entre las dos Coreas, un barco de guerra norcoreano violaba la demarcación marítima enzarzándose en un enfrentamiento armado con una patrullera surcoreana. Tras ello, Pyongyang ha retomado su violenta dialéctica contra el vecino del sur criticando los "repugnantes" comentarios de la presidenta Park Geun-hye, cuando ésta criticaba el programa nuclear del Norte, y tachándolos de "una provocación inaceptable". Ayer, amenazaba con una "catástrofe" si activistas surcoreanos procedían a 'celebrar' la fundación del Partido de los Trabajadores lanzando al Norte globos repletos de panfletos contra la dictadura. Cumplió su promesa: cuando los globos se aproximaron a la línea de demarcación, tropas norcoreanas abrieron fuego, a lo que respondieron de la misma forma las surcoreanas. El intercambio de disparos, que no produjo heridos, se prolongó durante 20 minutos
0
0
0
0No comments yet