Check the new version here

Popular channels

Hermosa primera dama quiere colaborar en un rol social

La primera dama dijo que le gustaría colaborar en temas de infancia, aunque aclaró que su prioridad ahora es "adaptarse a la nueva vida"




Juliana Awada mostrándose en público en la ceremonia religiosa realizada este viernes en la Catedral metropolitana.Juliana Awada mostrándose en público en la ceremonia religiosa realizada este viernes en la Catedral metropolitana.Crédito: Adrián Escandar
Juliana Awada nunca imaginó que sería la esposa de un presidente de la Nación. El cambio representa una mayor exposición, por lo que tendrá que adaptarse a la nueva situación. Si bien en todo este tiempo estuvo alejada de la política, la empresaria textil empieza a visualizar que buscará colaborar con el mandatario en cuestiones sociales, un perfil que tradicionalmente suelen adoptar muchas primeras damas.

“En este momento la prioridad es adaptarme a esta nueva vida. Tengo dos hijas chicas y debo apoyar a mi marido. Pero en un futuro seguramente sí”, sostuvo al ser consultada si acompañaría a Mauricio Macri en un “rol social”.

Al respecto, Awada planteó que "la emocionan las mujeres fuertes”, como su madre Esther "Pomi" Baker, que sigue siendo el “alma” de la empresa familiar, y se definió como “muy inquieta y nada indiferente al dolor y la injusticia”.



“Con muy bajo perfil intentaré colaborar y dar, con mucha humildad, una mano. Me conmueven especialmente los chicos, la primera infancia. Y desde ya las mujeres. Me enorgullece la movida de mujeres fuertes que hay en este país”, afirmó en una entrevista publicada hoy a la revista del diario La Nación.

Admiro “a todas las mujeres valientes, que trabajan, que se levantan temprano y la pelean día a día para que sus hijos estén mejor. Y mucho más a aquellas que se desviven por los demás no viviendo justamente en un lecho de rosas. Admiro a Margarita Barrientos; es un ser humano único. Ayudar desde la humildad tiene mérito doble, su misión es un ejemplo. Creo que el verdadero poder está en estas mujeres que dan un testimonio cotidiano de la grandeza”, se expresó.

En esta sintonía, la primera dama se manifestó solidaria con el “histórico #NiUnaMenos”, y advirtió que “lo que está pasando no es nuevo” pero “resulta horroroso”. “Lo bueno es que ahora hay decisión, actitud, leyes, conciencia. Todo lo que esté a mi alcance lo haré feliz”, agregó.

"EL VERDADERO PODER ESTÁ EN ESTAS MUJERES QUE DAN UN TESTIMONIO COTIDIANO DE LA GRANDEZA"



Awada, de 41 años, se convirtió en la tercera esposa de Mauricio Macri hace cinco años. Nacida en una familia de empresarios de la moda, que fundaron la empresa homónima de ropa femenina, tuvo sus primeros serios cuestionamientos en los últimos años por presunta contratación de talleres textiles clandestinos con explotación laboral. La Justicia, sin embargo, la terminó sobreseyendo.

A lo largo de la campaña, la bella y elegante mujer acompañó al actual jefe de Estado en casi todos sus viajes y recorridas junto a su hija de cuatro años, Antonia, pero recién en el último tramo se la vio junto a su marido en entrevistas de televisión para apoyarlo, aunque sin hablar sobre política.

Si bien está feliz por los éxitos y la oportunidad que tiene su esposo al frente del país, Awada añora que, cuando se mude a la residencia presidencial, pueda “reproducir mi vida de ahora. Será Olivos, pero también una casa de familia, con chicos, con aroma rico a la hora del té, con muchas flores blancas”.

“No quiero que se alteren las cosas básicas. Si fuera por mí, seguiría yendo al banco y al supermercado. Me encanta hacer las compras porque cocino. Más allá de la ayuda que podamos tener voy a seguir haciéndolo porque me encanta”, reconoció Awada, quien imagina una Navidad igual a la de los últimos años. “Lo importante es estar unidos”, deseó.
0
0
0
0
0No comments yet