Check the new version here

Popular channels

Héroe del día: se arrojó a un canal y salvó a un hombre

Bruno Agüero (28) trabaja en Defensa Civil. Salía de su turno y vio a una persona que era arrastrada por el agua de un canal. Se lanzó, logró rescatarlo y resucitarlo con masajes. “Espero que se recupere”, pidió.

"No lo pensé ni un segundo: me saqué el celular, la billetera y me tiré al agua para ayudarlo”, cuenta Bruno Agüero (28), operador de radio en Defensa Civil de la comuna de San Martín, cuando recuerda la noche del jueves en la que logró rescatar a un hombre desvanecido, que era arrastrado por la corriente del canal de riego que cruza toda la ciudad.


Una vez afuera del agua, Agüero le practicó masajes de reanimación y así logró salvar la vida del hombre, un enfermero del Perrupato que luego fue llevado en ambulancia al hospital, donde quedó internado y en recuperación.


Bruno Agüero es empleado municipal y desde hace poco más de un año trabaja en el área de Defensa Civil: “Hice algunos cursos de rescate y resucitación que son los que me sirvieron para salvar a este hombre”, justifica el muchacho, que prefiere restar importancia a lo otro, a ese plus que no todos tienen, que no se aprende en ningún curso y que tiene que ver con la valentía de animarse a arriesgar la vida por salvar la del otro.


La historia en la que Bruno se vuelve un héroe arranca el jueves a las 8 de la tarde; a esa hora el joven sale de su turno como operador en las oficinas de Defensa Civil, que funcionan en el primer piso de la terminal de colectivos, y ya en la vereda mientras comienza a caminar hacia su casa, escucha que alguien grita algo.


“Salgo del trabajo y había un municipal cortando el pasto de unos canteros de la terminal y entonces pega el grito. Cuando miro hacia el canal, lo veo: un hombre que venía flotando boca abajo, con la cara metida en el agua; me saqué el bolso, el celular, la billetera y me tiré”, recuerda Bruno, y sigue: “Logré alcanzarlo, lo tomé por el torso y saqué su cabeza del agua; venía desvanecido y no tenía ninguna reacción”.


“¡Dale, dame una mano!”

Bruno está en el agua, tratando de sostener al hombre y de no ahogarse junto con él; el nivel del cauce le llega casi hasta el pecho y eso, sumado a la fuerza de la corriente, le impide hacer pie firme. Así, poco a poco es arrastrado hacia un sifón al final de la calle. “Tenía que sacarlo antes de llegar allí porque nos podría haber chupado debajo del puente”, cuenta el muchacho.


Sosteniendo el cuerpo del hombre entre sus brazos y sin lograr salirse del canal por sus propios medios, Agüero empieza a pedir ayuda a los que estaban cerca. “¡Dale, dame una mano que solo no puedo!”, grita desde el agua y entonces el municipal que corta el pasto y algún taxista que espera en la entrada de la terminal de colectivos reaccionan, se arriman y ayudan.


“Cuando estuvimos afuera lo puse boca arriba y empecé con los masajes de resucitación”, cuenta Agüero. “Se empezó a arrimar la gente y debo haber estado con eso de los masajes unos cinco minutos, repitiendo lo que aprendí y recordando que lo que no hay que hacer una vez que se empieza con los masajes es una pausa, no hay que parar”, dice didáctico.


En un momento el enfermero reacciona, abre los ojos y entonces Bruno lo pone de costado para que expulse el agua de los pulmones. “Llegó la policía y justo iba pasando una ambulancia, la pararon, lo subimos y se lo llevaron”, cuenta el muchacho, que en las últimas horas recibió felicitaciones de sus compañeros y que seguramente será distinguido por la comuna de San Martín.


El enfermero al que Bruno rescató del agua fue internado en el Perrupato, donde los médicos trabajan para su recuperación. “No, no lo conozco; me dijeron que está estable, espero que se recupere”, pide Bruno y sonríe.
0No comments yet