Hitler ordenó una muñeca inflable para sus soldados

Hitler fue el padre de la muñeca inflable



El dictador alemán encargó el primer juguete erótico con forma de mujer en tamaño natural, para que todos sus soldados las llevaran en sus bolsos


Así lo reveló un diario noruego, que afirma que Adolf Hitler le pidió a un médico danés llamado Olen Hannussen, en 1941, que diseñara un juguete erótico que pudiera a la vez ser transportado por sus soldados en las mochilas de guerra.

De esa forma, los podía satisfacer cuando éstos quisieran dondequiera que viajaran. Además, el Führer tenía la idea de que teniendo relaciones con las muñecas evitaban contraer enfermedades venéreas y "mezclarse" con otras razas.

Las instrucciones para la muñeca fueron precisas en cuanto a la altura y, obviamente, pidió un fisiotipo ario.

La pidió "de tamaño y aspectos naturales", quería "una linda mujer con piel muy blanca, pelo rubio, dulces ojos azules". Hitler las exigió altas, "de 1,76 de estatura" y pulposas, "de labios y pechos gigantes, piernas, brazos y cabeza articulados y un marcado ombligo”.

Según el diario español ABC, un jefe de la SS, llamado Heinrich Himmler, fue quien se ocupó de la tarea en persona. Sin embargo, hubo una bomba que destruyó la fábrica de muñecas sexuales.

Si la historia de las muñecas rubias de Hitler continuó, no se sabe, pero los ejemplares de plástico galvanizado habrían perecido en esa oportunidad. No se sabe tampoco si alguno de los soldados logró llevarse alguna.

La noticia se documenta con una de las cartas de Hitler al médico Hannussen.