Canales populares

Hitler y Bin laden estarian vivos-

"Hitler sigue vivo...": las especulaciones más asombrosas sobre el dictador nazi

Científicos de EE UU aseguran que el supuesto cráneo de Hitler es de una mujer.
Las especulaciones sobre su supervivencia tras la II Guerra Mundial se han repetido, descartadas desde el punto de vista histórico.
Son tres las teorías más populares... y también más increíbles, que han alimentado durante años la leyenda.

Han sido numerosos los rumores que, desde hace años, han apuntado a la posibilidad de que Hitler siguiera con vida, o al menos hubiera sobrevivido al final de la guerra. Según estos mismos rumores, el dictador no habría muerto en un búnker en Berlín.

La posibilidad de que el alemán continúe vivo es improbable, si consideramos la edad que tendría hoy: 121 años. Sin embargo, muchas voces desde su muerte han contribuido a alimentar el mito, la leyenda de que el dictador nazi continuó vivo, aunque, como veremos a continuación, de ser ciertas las hipótesis sobre su supervivencia, la mayoría serían dignas del mejor 'best-seller' de ciencia ficción.

Como recogen desde la web del Telegraph, son tres las teorías que a lo largo de la historia han ido planteando distintas opciones acerca de lo que podría haberle ocurrido, y ahora, tras descubrirse que el cráneo que se pensaba era el de Hitler, es en realidad de una mujer, estas teorías se retoman y la incógnita vuelve a cobrar protagonismo.

Hitler podría haber huido a la Antártida o a la Luna, según algunas de estas leyendas de la historia

La primera de estas teorías especulaba con la posibilidad de que el líder alemán hubiera huido a la Antártida en un U-boat ('nave submarina' del ejército alemán), después de que el régimen nazi cayera en 1945. Allí se habría refugiado en una base militar alemana, hasta que a finales de los años 50, las Fuerzas Americanas y Británicas atacaran la base con armamento nuclear.

Esta teoría comete algunos fallos fundamentales que le restan toda credibilidad. Se ha comprobado que nunca hubo presencia militar alemana en la Antártida; sólo una misión previa a la guerra cuyo objetivo fue tratar de localizar un lugar para la instalación de bases militares, lo que finalmente no fue viable en este lugar.

Además, el U-boat en el que habría huido Hitler no podría haber llegado hasta la Antártida a causa de las condiciones climatológicas y de la presencia de bloques de hielo en la zona.

Otra teoría relata la posibilidad de que Hitler hubiera huido a una base nazi en la Luna. Algo que, de primeras, ya suena bastante increíble y más en aquella época.

El desarrollo tecnológico de los alemanes en los últimos años del régimen, fue asombroso. Esto llevó a muchos a creer que Alemania podría haber ganado la carrera espacial. A ello se suman las especulaciones acerca de un contacto extraterrestre de los nazis.

Por último, la tercera de las especulaciones surgió, a modo de broma, a raíz de un malentendido. Al parecer la base militar que el Ejército de los EE UU tiene instalada en San Diego, cuenta con unos barracones, cuya vista desde el aire evocaba a la forma de una esvástica.

Después de la polémica, en el año 2007, el ejército reconoció el parecido e invirtió cerca de 600.000 dólares (unos 411.000 euros) en rediseñar la construcción de los años sesenta.
Bin Laden estaría vivo...y muerto

A punto de cumplirse un año de la operación secreta estadounidense que puso fin a la vida de Bin Laden en una aldea de Pakistán, las especulaciones sobre el auténtico paradero del que fuera líder de Al Qaeda no han hecho más que crecer. Para muchos, lo que se contó en los días posteriores desde los medios de comunicación generalistas no son más que patrañas. Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Kent aporta claves para entender el éxito entre el público de las teorías que se oponen a las versiones oficiales.

Una historia de violencia
El dos de mayo de 2011 un comando de élite de las fuerzas militares estadounidenses se adentró en dos helicópteros, al anochecer, en territorio paquistaní. Tras tomar tierra dentro del complejo en el que estaba localizado Bin Laden, en la localidad de Abbottabad, los marines intercambiaron disparos con los leales al líder islamista, dando muerte a algunos de ellos, incluyendo a una de sus esposas. Posteriormente, en condiciones poco aclaradas, Bin Laden sería ejecutado.

Según la versión oficial -la única que se ha podido conocer en relación a los hechos- su cuerpo fue trasladado en helicóptero al portaaviones USS Carl Vinson. Tras haberse efectuado las oportunas pruebas de ADN para asegurar la identidad del objetivo, fue arrojado al mar. Tal y como trasladaron los propios americanos, esto se hizo siguiendo fielmente los rituales de enterramiento practicados en el mundo musulmán. La finalidad era evitar darle sepultura en tierra para no inaugurar un santuario que fuera fuente de nuevos conflictos.
Las primeras sospechas sobre la veracidad de la operación fueron manifestadas por los talibanes de Afganistán. Uno de sus portavoces aseguraba en los siguientes días: “Los estadounidenses no han mostrado pruebas creíbles de la muerte de Osama Bin Laden y su muerte no ha sido confirmada por fuentes cercanas al líder”.

Muchos de los que creen que Lady Di
fue asesinada, también piensan que
simuló su muerte
Los rumores relacionados con el destino real del terrorista no tardaron en llegar a los mentideros occidentales de la conspiranoia; más concretamente al hábitat natural de este tipo de historias: Internet. En líneas generales, podemos resumir en tres las teorías alentadas en estos foros: que Bin Laden aún siguiera vivo, que ya hiciera algún tiempo que estuviera muerto y, las más sorprendente, que jamás hubiese existido.
Recientes investigaciones publicadas en la revista Social Psychological and Personality Science demuestran que varias de estas posibilidades pueden coexistir simultáneamente en la mente de los conspiranoic
0
0
0
0No hay comentarios