Check the new version here

Popular channels

Hombre de 30 le pedía fotos y videos a nena de 13



El detenido se hizo pasar por otra chica y simuló su secuestro, con el objetivo de que su víctima se apiadara y le enviara fotos de contenido sexual




Detrás del perfil de Tuenti de Laura López se escondían los deseos libidinosos de Joaquín G.M., de 30 años, y residente en Santander, que recurría a las redes sociales para obtener presuntamente material pedófilo. Este hombre conectó a través de esta red social con una menor de 13 años, residente en Murcia, a la que se presentó como Laura, una joven supuestamente secuestrada por un vecino suyo.

Cuando se ganó la confianza de la menor murciana, a través de técnicas de ciberacoso que se conocen como 'grooming', comenzó a chantajear a la joven exigiéndole que le enviase mensajes, vídeos y fotos de contenido sexual para no ser agredida por un secuestrador que era totalmente ficticio. La víctima accedió a facilitarle material, hasta que su madre denunció a la Policía Nacional los hechos, informando de la nueva amiga de su hija y de las extrañas peticiones que le hacía.

Enseñar pautas para navegar en la Red
Los agentes encontraron en el móvil de la menor gran parte de las imágenes y vídeos de carácter sexual que grababa para enviarlos al supuesto secuestrador de Laura López. El Grupo de Delitos Tecnológicos de la Jefatura Superior de Murcia examinó la dirección IP, el servidor de internet y el titular de la línea de teléfono donde la menor enviaba el material gráfico con contenido pedófilo, y los datos recabados condujeron a los agentes hasta un domicilio de Santander.


El inmueble estaba a nombre de una mujer, pero los policáis contactaron con sus compañeros de Cantabria, quienes comprobaron que junto a ella residía su hijo, Joaquín, titular de la línea de teléfono que estaba bajo sospecha y que desde 2009 contaba con antecedentes por prostitución y corrupción de menores.

De hecho, se encontraba actualmente disfrutando de un tercer grado en el centro penitenciario de El Dueso (Santoña). Al parecer, aprovechaba las salidas a la calle que permite este régimen abierto para buscar víctimas por toda España a través de las redes sociales.

Los policías cántabros tuvieron que ir a buscar a Joaquín a la cárcel, para conducirlo hasta su casa,donde practicaron un arduo registro en el que intervinieron equipos informáticos, soportes digitales y dos móviles con muchos archivos de pornografía infantil. La detención se produjo el 30 de julio y el 1 de agosto fue puesto a disposición judicial. Al detenido no se le conocía pareja sentimental, estaba soltero y siempre había vivido junto a su madre. Según ha podido saber este diario, el presunto pederasta reconoció los hechos en sede policial y llegaba a amenazar a los menores cuando éstos se negaban a facilitarle material.

Analizan el material incautado

Ahora, el Grupo de Delitos Tecnológicos de Murcia centra todos sus esfuerzos en analizar las fotografías, vídeos y material digital intervenido. El objetivo de los investigadores es tratar de determinar su procedencia para esclarecer si existen más víctimas en Tuenti o en otras redes sociales, que fueron engañadas por la historia del secuestro de Laura López, detrás de la que se escondía la historia de un presunto ciberacosador y pedófilo reincidente.
0
0
0
0
0No comments yet