Check the new version here

Popular channels

Hombres sin títulos universitarios más ricos

Abandonaron sus estudios y se llenaron de dinero con ideas extremadamente originales. Conozca a los rebeldes del mundo empresarial.




Tener un título universitario significa mucho para algunas personas, es casi un símbolo de status. Sin embargo, siempre es agradable ver a los rebeldes que no siguen el camino tradicional y, así y todo, terminan sobresaliendo por sobre todos. Este grupo estelar de multimillonarios fueron autodidactas y crearon sus propios modelos de negocios.



Michael Kors. Mil millones de dólares. Se graduó de la John F. Kennedy High School en Bellmore, Nueva York y más tarde se matriculó en el Fashion Institute of Technology. Michael había demostrado talento para la moda desde que tenía cinco años. A los nueve de cursada abandonó y se fue a trabajar a una boutique. La carrera de Michael, como muchas, tuvo altibajos y, luego de tocar fondo, su vida dio un giro enorme. A principios de este año, la revista Forbes lo nombró como el nuevo multimillonario de la moda.





Ted Turner y sus US$ 2.2 mil millones. Estudió en la Universidad de Brown, hasta que fue expulsado por estar con una chica en su habitación y nunca tuvo su título. Años más tarde, la misma universidad le concedió un Honoris Causa.



John Paul Jones DeJoria es dueño de una fortuna de US$ 4.2 mil millones. Creció en un barrio de Los Ángeles, con sus padres separados, por lo cual a los 9 años ya vendía tarjetas de Navidad para ayudar a poner la mesa. Vivió en un hogar transitorio porque su madre no podía mantenerlo y hasta fue pandillero. Sin embargo, en un punto se rectificó, terminó la secundaria y se unió a la Marina de los Estados Unidos. El segundo vuelco de su vida se dio cuando se unió a Redken Laboratories, ingresando a la industria del cuidado del cabello…fue despedido. Con un préstamo de US$ 700 lanzó “John Paul Mitchell Systems”. Hoy es multimillonario.




Tiene título de caballero y una fortuna de US$ 5 mil millones. Sir Richard Branson nació en Blackheath, Londres. Disléxico, Richard no era un estudiante destacado, pero sus padres lo apoyaron en todo. Empezó con su negocio de la música con un modelo de negocio consistente en vender más barato que todas las cadenas minoristas. El negocio fue un éxito inmediato. Más tarde comenzó a grabar a artistas controvertidos bajo la etiqueta Virgin Records. Ahora es dueño de un gran número de empresas y, por cierto, de su propia isla.





David Geffen nació en Brooklyn, Nueva York hijo de inmigrantes de británicos-palestinos. Al igual que Branson, es disléxico, pero eso no le impidió graduarse de la Escuela Secundaria de Nueva Utrecht. Luego intentó continuar sus estudios en tres institutos distintos, pero no lo consiguió. Interesado en la industria del entretenimiento, se trasladó a Los Ángeles, donde trabajó en la sala de correo de la agencia William Morris, ascendiendo rápidamente. Finalmente, Geffen comenzó su propio sello discográfico después de ganar experiencia como gerente de talento personal. Hoy tiene US$ 6 mil millones.





Todo un ícono de la moda, Ralph Lauren nació en el Bronx de Nueva York hijo de inmigrantes Bielorrusos. Se graduó de DeWitt Clinton High School. Sin embargo, su ambición lo llevó a iniciar su imperio con la venta de corbatas a sus compañeros de clase.
Ingresó al Baruch College para estudiar negocios, pero abandonó dos años más tarde para servir en el Ejército de Estados Unidos.
Después de trabajar para Brooks Brothers decidió diseñar sus propias corbatas y obtuvo su espacio en el Empire State Building, donde trabajó con un cajón lleno de retazos de tela. Vendió a sus vínculos con boutiques locales y, finalmente, Neiman Marcus compró 100 docenas de corbatas. De allí hasta hoy, ha recorrido un largo camino: US$7.5 mil millones.





Hombre de negocios ruso, el ruso Roman Abramovich tiene una de las historias más interesantes. Nacido en la Unión Soviética, quedó huérfano con tan sólo dos años y fue criado por un tío. Cuando todavía estaba en la escuela comenzó una pequeña empresa de juguetes de plástico. Operaba el negocio en su pequeño apartamento, y finalmente hizo lo suficiente como para valerse de su éxito en el negocio del petróleo. Hoy es dueño de varias empresas y hasta del Chelsea FC. Todo lo pudo comprar con sus US$ 13.5 mil millones.





El más joven de la lista tampoco terminó la universidad. Hijo de padres profesionales -un odontólogo y una psiquiatra- terminó la secundaria en las afueras de Nueva York. Aprendió a escribir software de su padre quien más tarde contrató a un tutor para que pudiera seguir aprendiendo.
Permaneció en la Universidad de Harvard durante dos años, donde era conocido como un prodigio de programación. Facemash fue construido para la diversión y luego más tarde formó Facebook con los otros co-creadores. Hoy cuenta con unos US$ 32 mil millones.



Sheldon Adelson nació en una familia de bajos ingresos en Boston. Emprendedor, a los 16 años ya tenía su negocio de máquinas expendedoras de dulces. Con el tiempo comenzó a estudiar en una escuela de comercio, pero se retiró y entró en el Ejército de los Estados Unidos. Después de su paso militar intentó el City College de Nueva York, pero también abandonó.
Fue uno de los fundadores de COMDEX, la feria informática y más tarde pasó a comprar el Sands Hotel y Casino de Las Vegas. Hoy cuenta con una fortuna de 36.5 mil millones de dólares.




Larry Ellison nació en la ciudad de Nueva York, hijo de madre soltera. Vivió con sus tíos, quienes finalmente lo adoptaron. Se graduó de la secundaria, e ingresó en la Universidad de Illinois pero abandonó al morir su tía. Más tarde asistió a la Universidad de Chicago pero abandonó después de un semestre y se trasladó al norte de California para empezar a trabajar en la alta tecnología. Oracle, convirtió a Ellison en uno de los hombres más ricos del mundo: US$ 46.1 mil millones.





Bill Gates es el empresario más conocido del mundo. Estaba destinado a ser abogado, al menos de acuerdo con los planes de sus padres, pero cuando asistió a Lakeside School, una escuela preparatoria exclusiva, se interesó en la programación de computadoras.
Asistió a la Universidad de Harvard, pero abandonó para empezar una pequeña empresa de informática con Paul Allen: Microsoft. Ahora, con 80 mil millones de dólares, es el hombre más rico del mundo. Y no tiene título.
0
0
0
0No comments yet