Homenaje al Carpo Febrero 2006

En esta nota Luciano Napolitano (si, es el hijo) habla del Homanje que se le hara al maestro en Febrero 06 en Lujan; promete una sorpresa internacional.



Nota
Lovorne entra en acción: aparecen Guillermo Rouco (bajista) y Matías Arman, el baterista de 20 años. Por ahí anda Voltio (¡gran nombre para el iluminador!), que se encarga de abastecer birra. "En esta banda no hay ansias de protagonismo, gran parte de los temas los compusimos entre los tres. El tema Los Bares, de El Carpo, es en un 75% de Guillermo pero, ¿qué tiene que ver?". Ahí está. No hace falta ni una pregunta sobre Pappo. El gran guitarrista es como un avatar. Está en la música, en una foto en el baño, en un póster de Buscando un amor, en un afiche viejo que anunciaba a Lovorne y aclaraba "Luciano, el hijo de Pappo" (pero "hijo" fue tachado y reemplazado por "aprendiz".

Luciano corta una carcajada y, serio, da la novedad: "El 24 de febrero (de 2006) habrá un homenaje para Norberto Aníbal Napolitano, y será gratis. Te diré que habrá algún artista internacional invitado... y no digo nada más".

La cita será en Luján y participarán los Clubes de Motos en la organización. Justamente, es en los encuentros de alta cilindrada donde Lovorne suena cada fin de semana: "Los nefastos sucesos complicaron tocar en Capital y los dueños de los boliches ahora se creen indispensables. Pero hay movida en Rosario, Cosquín...". Donde ruge un motor, ruge Lovorne. La prueba es el fantástico y rústico video de Piel y hueso: "Lo grabamos en el taller de unos amigos en Luján", dice. Interrumpe la señal de Rock & Pop TV (¡el único canal que le anda!) y pone play.

Sobre el próximo disco, con el nombre tentativo de Sexo, fierros y rocanrol, Luciano anuncia: "Va a ser producido artísticamente por Juanse. En el disco anterior me ayudó una banda, mental y espiritualmente".

—¿Puede ser que Lovorne haya dejado un poco el "rock pesado" del primer disco y haya aligerado el sonido?

—Hemos buscado un sonido más amigable, que sirve para poder tocar y seguir viviendo de la música. En el segundo disco había hasta un funk pesado, algo que no volverá a ocurrir, ja. Lo que no cambiará es el concepto de tocar con distorsión al mango. Sólo se puede tocar de esa manera. Así me lo enseñó El Carpo.

Fuente: http://www.clarin.com/suplementos/si/2005/11/18/3-01001.htm