Check the new version here

Popular channels

Homosexuales egipcios, blanco de una persecución salvaje

La policía y la justicia emprenden una feroz campaña de redadas y penas de cárcel

Seis hombres han sido condenados a dos años de cárcel por "prácticas homosexuales".




Los policías y los tribunales egipcios han puesto en su punto de mira a la comunidad homosexual, acostumbrada a vivir en la sombra. El último episodio de esta feroz campaña de persecución ha sido la condena a dos años de cárcel contra seis supuestos homosexuales arrestados en un apartamento en el que -sostiene la justicia- cometían "actos de libertinaje".

Según la sentencia, divulgada la noche del jueves por el diario estatal 'Al Ahram', una corte del país árabe ha acusado a los seis hombres, entre ellos un ciudadano marroquí, de haber convertido un apartamento en "un lugar para la actividad homosexual" y de divulgarlo a través de Facebook con la tarifa de 200 dólares la noche. Las autoridades aseguran además que dos de ellos fueron sorprendidos 'in fraganti'. También se les ha impuesto una multa de 200 libras egipcias (unos 20 euros).

Además, esta semana ocho hombres han sido llevados a juicio por su participación en un vídeo difundido por los medios de comunicación como la prueba gráfica de la "primera boda gay" celebrada en el país. Fueron detenidos a primeros de mes acusados de "libertinaje" y "violación de la decencia pública". Los exámenes médicos a los que fueron sometidos -una práctica denunciada por las organizaciones de derechos humanos- determinaron que "no eran homosexuales" pero la fiscalía general mantiene los cargos.

Presión social

Ante la presión social, una de las víctimas negó su supuesta homosexualidad en una llamada a una televisión local. "He tenido que hablar. No puedo quedarme de brazos cruzados y ver empañada mi reputación. Tengo miedo de caminar por las calles y muchas ganas de gritar y decirle a la gente que no soy como piensan", explicó tras aclarar que el intercambio de anillos captado por la cámara era parte de un cumpleaños. Durante la entrevista, insistió además en que tenía novia y que había llevado el anillo como regalo sin prestarle más importancia.

En el polémico vídeo, de apenas un minuto de duración, se ve a dos hombres trajeados que se dan unos anillos ante una decena de amigos en uno de los barcos que surcan cada noche el Nilo. Los protagonistas se abrazan entre las muestras de alegría de los presentes. En un comunicado, el fiscal tildó la celebración de "fiesta descarada y diabólica" y les culpó de "incitación al libertinaje" y publicación de "imágenes indecentes".

Desde el golpe de Estado que derrocó al islamista Mohamed Mursi, las redadas contra la comunidad gay se han multiplicado en un intento del régimen por demostrar su compromiso con la moralidad y competir con el ideario ultraconservador de los proscritos Hermanos Musulmanes. "Estos arrestos suponen otro asalto a los derechos humanos fundamentales y reflejan el creciente desprecio del Gobierno egipcio al imperio de la ley", denunció recientemente Graeme Reid, director del departamento de homosexuales, bisexuales y transexuales de Human Rights Watch (HRW). La organización exige al ex jefe del ejército y flamante presidente egipcio Abdelfatah al Sisi que "ponga fin de inmediato a las detenciones arbitrarias y torturas de adultos por las relaciones sexuales mantenidas de mutuo acuerdo en privado".

'Fiestas desviadas'

En las últimas semanas la cascada de detenciones ha propagado el pánico entre los homosexuales egipcios. Algunos han dejado de usar Grindr, una aplicación de citas a través del teléfono móvil que permite contactar con otros usuarios cercanos, por miedo a que la policía pueda estar utilizándola para su cacería. Las fiestas y los lugares de encuentro también se han convertido en sitios a evitar.

La prácticas policiales son un calco de los tiempos en los que el dictador Hosni Mubarak sojuzgaba a los egipcios. En el último año varias decenas de hombres han sufrido el calvario. El pasado octubre 14 personas fueron detenidas por cometer "actos homosexuales" en un centro médico de El Cairo. Un mes después, diez jóvenes fueron arrestados con los mismos cargos en un zona residencial a las afueras de la capital egipcia. En abril un tribunal de delitos menores condenó a cuatros hombres a penas de hasta ocho años de prisión por practicar la homosexualidad. Según el fallo, la policía halló ropas y maquillaje de mujer durante la redada en la que fueron detenidos los cuatros condenados, acusados además de organizar "fiestas desviadas".

Perseguidos por la policía y la moral más conservadora, los homosexuales egipcios están acostumbrados a ser blanco del escarnio público con redadas como la que tuvo lugar el 11 de mayo de 2001. Aquella noche 52 hombres fueron arrestados en el Queen Boat, un club nocturno a orillas del Nilo, y acusados de "libertinaje" y "conducta obscena", según una legislación de 1961 destinada a combatir la prostitución. Durante su martirio en prisión, fueron golpeados, torturados y sufrieron incluso abusos sexuales.

"La catástrofe del conocido como 'Cairo 52' está en la mente de cualquier gay en Egipto. Siempre que asisto o celebro una fiesta homosexual siento miedo de acabar como en el Queen Boat. Mubarak supo manejar bien el terror para lograr el control absoluto sobre la gente", relató a EL MUNDO en 2011 el bloguero Ice Queer.
0
0
0
0No comments yet