Check the new version here

Popular channels

Hospitales paralizados, Cristina en el Otamendi

Hospitales paralizados

Siguen sin terminarse siete nuevos nosocomios que la Presidenta anunció, en reiteradas oportunidades, que estarían inaugurados en 2010.


El hospital de Esteban Echeverría construido con financiamiento del PAMI está totalmente paralizado en un predio donde antes funcionaba un frigorífico. El intendente kirchnerista Fernando Gray cedió el lugar y se gastaron $300 millones hasta ahora

La construcción de siete nuevos hospitales, llamados del Bicentenario, continúa inconclusa seis años después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunciara que serían inaugurados el 17 de octubre de 2010.

Casi la totalidad de esas obras están destinadas a la población bonaerense, por cuanto dos nosocomios deben levantarse en el distrito de La Matanza (en Rafael Castillo y Laferrère) y otros cuatro en los partidos de Esteban Echeverría, Ituzaingó, Escobar y General Rodríguez. El séptimo debe ubicarse en Gualeguaychú, Entre Ríos. Algunas de esas unidades, dos hospitales materno-infantiles, podrían estar concluidos sólo el año próximo. El resto requerirá más tiempo, sin que pueda preverse aún la fecha de su inauguración, pese a los viejos y repetidos anuncios de la primera mandataria.

Es, sin duda, lamentable que obras tan necesarias como las mencionadas, que deberían haberse terminado en los plazos anunciados, permanezcan aún en tinieblas.

Los citados hospitales, planificados oficialmente para erigirse en predios cedidos por los municipios, vienen siendo financiados por el ?PAMI, esto es, por sus afiliados, en su gran mayoría jubilados.

Sólo para solventar las obras de cuatro de los hospitales del Bicentenario, el organismo ha invertido 1300 millones de pesos, recursos de los que se sirve el Gobierno y que son descontados del haber de las cajas de jubilados, cuyas remuneraciones están lejos de crecer al compás del aumento del costo del cuidado de la salud. Se trata de una realidad absolutamente injusta con adultos mayores que efectuaron aportes al sistema previsional a lo largo de muchos años y cuyas justificadas aspiraciones sobre una mejor calidad de vida vienen quedando gravemente postergadas.

Otra perspectiva de los problemas que encuentran los afiliados del PAMI para ser atendidos hoy en los hospitales de los municipios citados es la escasez de personal y recursos, por lo cual los turnos que se solicitan pueden demorar meses y las cirugías más aún. De modo que asistimos a otro tan aberrante como injusto castigo a pacientes que financian obras que nunca concluyen y que, mientras tanto, se encuentran en tierra de nadie cuando requieren ser atendidos.

Corresponde agregar que, mientras se observan esas fallas graves a la hora de atender y tratar a los enfermos, imputables a carencias de personal y de medios, el PAMI, durante la actual administración de Luciano Di Cesari, ha duplicado su personal -incluidos empleados permanentes y contratados-, que pasó en siete años de 10.700 a 20.000 personas.

Asimismo, el presupuesto de la obra social de los jubilados aumentó de 6800 a 45.000 millones de pesos, pese a lo cual la atención a sus afiliados ha declinado notoriamente.

Cuanto se ha resumido no agota los graves problemas existentes, pues han crecido la corrupción y el descontrol de los gastos como signo elocuente del desmanejo administrativo y el incumplimiento de los planes de construcción hospitalaria, que languidecen o no se cumplen, y cuyos populistas anuncios para fechas determinadas fueron parte de campañas electoralistas que, una vez más, han faltado a la verdad y sólo han buscado engañar al ciudadano a fin de procurar su voto.


Hospital del Bicentenario, PAMI, Ituzaingó


Hospital del Bicentenario, PAMI, Esteban Echeverría


Hospital Materno Infantil, Gregorio de Laferrere


Hospital Materno Infantil, Rafael Castillo


“Hay sistema de salud pública cuando los presidentes se atienden en hospitales púbicos. Lo demás es puro cuento” CFK
0
0
0
0
0No comments yet