Check the new version here

Popular channels

HRW denuncia abuso de niños palestinos en granjas de colonos

HRW denuncia abuso de niños palestinos en granjas de colonos israelíes



El Observatorio de los Derechos Humanos (HRW, en inglés) ha difundido recientemente un informe en el que acusa a los colonos israelíes de abusar de los niños palestinos que trabajan en sus granjas en la Cisjordania ocupada.

Los asentamientos israelíes obtienen provecho del abuso de los derechos de los niños palestinos.

“Los asentamientos israelíes obtienen provecho del abuso de los derechos de los niños palestinos”, afirmó Sarah Leah Whitson, directora del HRW para Medio Oriente y África Septentrional en un comunicado sobre el informe de la organización.

El documento de 74 páginas, titulado Maduro por abuso (Ripe to abuse, en inglés) ha denunciado que centenares de niños palestinos, incluso de apenas 11 años, están trabajando en duras condiciones laborales en granjas de colonos en el sector ocupado por los israelíes en el Valle del Jordán.

Según HRW, los menores que a veces trabajan más de 60 horas semanales a altas temperaturas, están expuestos a plaguicidas peligrosos y tienen que pagar ellos mismos el costo de los posibles tratamientos médicos a causa de lesiones y enfermedades relacionadas con su trabajo.

HRW ha señalado que el régimen de Israel tiene aprobadas leyes laborales que prohíben a los obreros israelíes transportar cargas pesadas o trabajar a altas temperaturas, sin embargo, no las aplica para proteger a los niños palestinos.

Israel tiene aprobadas leyes laborales que prohíben a los obreros israelíes transportar cargas pesadas o trabajar a altas temperaturas, sin embargo, no las aplica para proteger a los niños palestinos.

Por otra parte, ha reprochado a Estados Unidos por seguir otorgando un trato preferencial a los productos de asentamientos israelíes en virtud del Tratado de Libre Comercio (TLC) con el régimen e Tel Aviv. “EE.UU. debería revisar el tratado para excluir productos provenientes de asentamientos”, ha insistido.

Más de medio millón de israelíes viven en un número superior a 120 asentamientos ilegales, construidos tras la ocupación israelí de Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén).

Estas viviendas son consideradas "ilegales" por las Naciones Unidas y la mayoría de los países, ya que han sido edificadas en los territorios arrebatados por el régimen israelí en la Guerra de los Seis Días de 1967, lo que contradice las leyes internacionales.

Debido a las políticas arbitrarias israelíes contra la población palestina y los planes del régimen de Tel Aviv para desarrollar sus asentamientos en las zonas ocupadas, el número de iniciativas tanto por parte de los bloques internacionales incluida la Unión Europea (UE), como las organizaciones y movimientos sociales que buscan boicotear los productos israelíes en el mundo ha aumentado de forma significativa.

En este sentido, la campaña “Boicot, Desinversión y Sanciones” (BDS), creada hace unos años con el objetivo de presionar al régimen israelí, clama el cese de la ocupación de Palestina y aboga por permitir el regreso de los refugiados palestinos a su patria.
0
0
0
0No comments yet