Popular channels

Hugo Boss y sus negocios con la Alemania Nazi

Hugo Ferdinand Boss nació el 8 de Julio de 1885 y fue el menor de 5 hermanos. Su padre Heinrich Boss y su madre Luise tenían un pequeño negocio familiar de venta de lencería y lino en el pueblo de Metzingen y eligieron a Hugo como el heredero del mismo ya que solo él y una de sus hermanas sobrevivieron a la niñez. Sus primeros pasos fueron como aprendiz de un mercader antes de enlistarse en el ejército durante la Primera Guerra Mundial. Cumplió su servicio en el ejército pasando desapercibido y sin ascensos.

Hugo F. Boss fundó su propia fábrica de ropa en 1924 con la ayuda financiera de otros fabricantes de Metzingen y durante los primeros años empleo entre 20 y 30 costureros los cuales creaban y cosían a mano desde camisas hasta las típicas chaquetas Loden del sur de Alemania.

El primer gran contrato que obtiene Boss fue para Rudolf Born quien era el mayor distribuidor de textiles de Munich, quien a su vez era el principal proveedor del Partido Nacional Socialista.

Empezando 1929, la crisis económica mundial comienza a causar grandes problemas en la industria textil alemana y para 1931 la fábrica de Boss estaba prácticamente en quiebra aunque gracias a las buenas y fluidas relaciones que tenia con los acreedores la producción pudo continuar.Ese mismo año, Hugo se asocia al Partido Nazi (Socio número 508.889) y obtiene varios contratos que lo mantienen a flote y se cataloga como "fabricante autorizado de uniformes del Reich".

Para 1933, la industria textil alemana recién comenzaba a recuperarse de la crisis económica mundial a pesar de las trabas impuestas por el Partido Nacional Socialista tales como restricciones a las exportaciones o inclusión obligatoria de fibras sintéticas en las vestimentas.
La compañía de Hugo Boss tardo varios años en superar la Gran Depresión pero hacia principios de 1938 todo cambio cuando los grandes contratos para uniformes del ejército le fueron entregados. Tan solo entre las SS, SA y Juventud Hitleriana habían 3 millones de miembros a los cuales había que vestir, sin sumar a los millones de Wermacht regulares ( Las fuerzas de Aire, mar y tierra) que podían llegar a tener un máximo de 8 tipos de vestimentas diferentes por cada hombre.

Durante el periodo de Guerra comprendido entre 1939 y 1945, la industria textil se vio reducida a la manufactura de uniformes para los trabajadores, soldados y oficiales siendo los únicos productos que podían evadir restricciones, por ende, Hugo Boss se encontró en un sector de la economía alemana creciente y con potencial para expandirse, en donde no escaseaban los materiales y había mano de obra fácil de encontrar.

Hacia 1942 la Fábrica de Boss podía manufacturar uniformes al precio más bajo y por ello fue catalogada como Fabrica de Categoría 1, en donde más trabajadores eran enviados si se los requerían y en donde la provisión de las materias primas y productos necesarios para la manufactura sostenida estaban garantizados, aunque nunca fueron suficientes y jamás el complejo industrial textil alemán pudo satisfacer por completo la demanda del gobierno y el ejército.

Las fuerzas armadas, las SS y las Waffen-SS eran sus principales contratistas, sin embargo según historiadores, la manufactura de textiles eran una actividad totalmente descentralizada y operada por varias otras fabricas y compañías, todas en su mayoría industrias medianas entre las cuales no había una predominante. Según estos mismos historiadores Hugo Boss nunca cumplió un rol predominante en su sector así como también no hay ningún indicio, contrario a lo que se manifiesta popularmente, de que Hugo Boss fue el diseñador de los uniformes de las SS. Hugo Boss sí fue reconocido en Alemania por su trabajo y por ser un empresario exitoso pero jamás acaparo el mercado o fue un monopolio como algunos diarios sensacionalistas quieren catalogarlo.

Durante el periodo de Guerra, Hugo Boss utilizo 140 trabajadores forzados, en su mayoría mujeres, convirtiéndose en la tercera fuerza laboral forzada de Metzingen, en donde un total de 1241 trabajadores fueron empleados. Además de los 140 mencionados, unos 40 trabajadores prisioneros franceses fueron empleados durante un breve periodo comprendido entre octubre de 1940 y Abril de 1941. Los primeros trabajadores forzados llegaron a la compañía en 1940 y para ese año muchas de las empresas textiles del sudeste alemán unieron sus fuerzas para reclutar trabajadores polacos de la de región de Bielsko, la mayor región textil de Polonia, con la ayuda de la Gestapo. Según los historiadores, este es el único episodio que liga a Hugo Boss con la contratación directa de trabajo esclavo.

Las condiciones de vida de los trabajadores forzados fueron descriptas como rudimentarias pero higiénicas. Las mujeres vivieron con familias locales hasta 1943 con la construcción de un campo de concentración para los trabajadores de Europa del este. El mismo fue construido y operado por las principales industrias de Metzingen para cumplir con la ley establecida y requerida por el gobierno de Württemberg dictada ese mismo año, el 21 de Agosto.
El nuevo campo de concentración sufrió serios problemas financieros, lo cual explicaba los problemas higiénicos y la mala alimentación de la fuerza laboral esclava. En este sentido, Hugo Boss, trato de aliviar la situación y para comienzos de 1944, excluyo a las trabajadoras mujeres del régimen de alimentación del campo y doblo las raciones de alimentos los cuales comenzaron a ser provistos en la cantina de la fábrica.
Mas tarde las trabajadoras de Boss fueron sacadas del campo de concentración y volvieron a las casas de familia en donde residían anteriormente. Las condiciones mejoraron notablemente, recibiendo 3 raciones diarias de alimento aunque la jornada laboral seguía siendo de 12 horas. Generalmente todos los trabajadores forzados de Hugo Boss declararon haber sido tratados "bien" dentro de su precaria condición de esclavos.

El caso de Josefa Gisterek, de acuerdo con la documentación de la época, fue la única de las cuatro trabajadoras muertas mientras trabajaron para Hugo Boss que no murió de causas naturales. Josefa Gisterek llego de Polonia en Octubre de 1941 para trabajar junto a su hermana Anna quien había llegado un año atrás. Su padre les había solicitado ayuda para mantener a sus otros ocho hijos y fue así que, aun sin haber cumplido con el tiempo mínimo de trabajo, Josefa pide vacaciones, las cuales lógicamente fueron denegadas. Josefa viajo a casa sin permiso y fue detenida por la Gestapo y llevada varios campos de concentración incluidos, Auschwitz y Buchenwald. Cuando Hugo Boss descubrió los porqués de su huida un año y medio más tarde, le solicito al Partido Nacional Socialista el retorno de Josefa para trabajar en la fábrica y hacer un ejemplo de lo que sucedería si los trabajadores no acataban las reglamentaciones. A Josefa se le aplicaron muchísimas restricciones e incluso se le prohibió ver a un doctor, siendo su estado físico y psicológico deplorable, hasta que sufrió un colapso. Este colapso se significo tres meses de licencia y una vez pasado el tiempo, antes de volver a la fábrica, Josefa Gisterek se suicido en la casa de familia en donde estaba alojada. Hugo F. Boss pago por su funeral y cubrió los gastos del viaje de los familiares que asistieron a su entierro.


El comportamiento de Boss frente a los trabajadores forzados era ambiguo. Por un lado permitía que a los trabajadores se los castigara y era estricto e intolerante, pero por otro lado las dobles raciones, las mejoras en los dormitorios y la higiene y también en la supresión de los campos de concentración para las trabajadores mujeres, junto con el caso de Josefa Gisterek, lo hacen sin dudas una persona por la cual cada uno debe sacar sus propias conclusiones.

Según algunos historiadores, Hugo Boss, era un Nazi convencido y que no solo estaba afiliado al partido para tomar rédito económico de los grandes contratos gubernamentales, sino que creía fervorosamente en que el Nacional Socialismo era la manera de acabar con el desempleo. No dudo en denunciar judíos y en entablar amistad con las autoridades del partido.

Después del final de la Segunda Guerra Mundial, Boss fue procesado por un tribunal de la RFA y multado con 80 000 marcos alemanes por su participación en la estructura nazi.

Hugo Ferdinand Boss murió el 9 de Agosto de 1948 en Metzingen.
0
0
0
0No comments yet