About Taringa!

Popular channels

iLes dio Chance!

Se subieron a atracar camión sin saber que ahí viajaba un guardián que les ordenó que se entregaran, en lugar de ello empuñaron sus armas.




En me­nos de 24 ho­ras, ele­men­tos de la po­li­cía ca­pi­ta­li­na lo­gra­ron aca­bar con tres pre­sun­tos de­lin­cuen­tes, uno la no­che del miér­co­les y dos más ayer jus­to en los mo­men­tos en que se en­con­tra­ban a bor­do de un ca­mión de la ru­ta 43. Y es que nun­ca se per­ca­ta­ron que en­tre sus víc­ti­mas se en­con­tra­ba al pa­re­cer un ele­men­to de la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­ción, y al ver que la gen­te se en­con­tra­ba en pe­li­gro, ac­cio­nó su ar­ma de fue­go y los aba­tió.

Es­tos he­chos se re­gis­tra­ron la ma­ña­na de ayer cuan­do el ca­mión de la ru­ta 43 cir­cu­la­ba so­bre Ave­ni­da de las To­rres, Co­lo­nia To­rres del Po­tre­ro en la De­le­ga­ción Al­va­ro Obre­gón; de acuer­do a los usua­rios que sin­tie­ron pá­ni­co al te­mer que una ba­la per­di­da les pu­die­ra to­car, el par de su­je­tos se su­bió ca­lles an­tes de don­de tu­vo que pa­rar el ca­mión; am­bos se aco­mo­da­ron de ma­ne­ra es­tra­té­gi­ca.

Aña­die­ron que al es­tar en po­si­ción se hi­cie­ron una se­ña y al uní­so­no, con pa­la­bras al­ti­so­nan­tes les exi­gie­ron sus ob­je­tos de va­lor a los pa­sa­je­ros. Uno de los in­di­vi­duos se dio a la ta­rea de ir re­co­lec­tan­do el bo­tín, mien­tras que el otro su­pues­ta­men­te "vi­gi­la­ba" que nin­gu­na de las víc­ti­mas in­ten­ta­ra pe­dir au­xi­lio, aun­que eso real­men­te era in­ne­ce­sa­rio, por­que a bor­do via­ja­ba un po­li­cía.

Quien re­co­rría uno a uno los asien­tos pa­ra exi­gir­le a las per­so­nas que le die­ran sus jo­yas, ce­lu­la­res y di­ne­ro, fue el pri­me­ro que se to­pó con el ju­di­cial. Se­gún los tes­ti­gos ocu­la­res, el ele­men­to po­li­cia­co sa­có de su ro­pa un ar­ma de fue­go y de in­me­dia­to to­mó una de­ter­mi­na­ción, pe­ro que con el cui­da­do de evi­tar por un mal cál­cu­lo cau­sar­le le­sio­nes o la muer­te a un ci­vil.

Sin­tien­do que era el mo­men­to ade­cua­do pa­ra co­men­zar a de­te­ner­los, di­cen que les gri­tó a los ham­po­nes, pe­ro que és­tos ba­ja­ran las ar­mas, pe­ro al pa­re­cer más bien las em­pu­ña­ron y las co­lo­ca­ron pa­ra dis­pa­rar­le al pre­sun­to ele­men­to de la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­ción de la PGJDF. Al ver que era cues­tión de se­gun­dos, el hom­bre dis­pa­ró pri­me­ro y le dio muer­te a uno de los de de­lin­cuen­tes.

A de­cir de los tes­ti­gos, fue en ese mo­men­to en que el se­gun­do pre­sun­to de­lin­cuen­te, quien lle­va­ba en­ca­ño­na­do al con­duc­tor de la uni­dad, se vol­teó pa­ra dis­pa­rar con­tra quien se "echó" a su cua­te, pe­ro al in­ten­tar­lo ti­tu­beó y el ju­di­cial en ese mo­men­to se con­vir­tió en el hé­roe, por­que se di­jo que los asal­tos a bor­do de los ca­mio­nes de esa ru­ta, son fre­cuen­tes.

Se­rá en las pró­xi­mas ho­ras cuan­do las au­to­ri­da­des lo­gren co­no­cer el nom­bre de esos in­di­vi­duos, por­que no con­ta­ban con iden­ti­fi­ca­ción, y cuan­do sus fa­mi­lia­res acu­dan a de­nun­ciar su de­sa­pa­ri­ción, se­rá en­ton­ces que se cuen­te con los ge­ne­ra­les de los hom­bres cu­yas eda­des os­ci­la­ban en­tre los 25 y 30 años y que fue­ron tras­la­da­dos al an­fi­tea­tro de­le­ga­cio­nal pa­ra prac­ti­car­les la ne­crop­sia.

Por otro la­do, tras­cen­dió que el pre­sun­to ele­men­to de la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­ción fue pre­sen­ta­do an­te el mi­nis­te­rio pú­bli­co pa­ra des­lin­dar res­pon­sa­bi­li­da­des, y en ca­so de ser ser­vi­dor pú­bli­co, pue­de ale­gar­se que ac­tuó en de­fen­sa pro­pia y en de­fen­sa de más de una 20 de per­so­nas que se tras­la­da­ban en el ca­mión.
0No comments yet
      GIF