Canales populares

Impresiones y Gameplay PES 2016





link: https://www.youtube.com/watch?v=LW0cX5_heUg

""Alta pelota le tapan a Tevez en el 20:10""



Berlín ha sido el telón de fondo de excepción escogido por Konami para poner de largo su esperado Pro Evolution Soccer 2016, la nueva y esperada entrega de su afamada saga de deportes. ¿Las claves de este año? Muchas, pero ya desde los primeros minutos a los mandos del título se puede percibir una mayor fluidez en el juego, una mayor naturalidad en los movimientos y un sinfín de pequeños ajustes aquí y allá con la que sus responsables piensan, literalmente, en una frase con la que encabezaron el acto: "Este año no tendremos que pedir disculpas".

El equipo de desarrollo confía en su propuesta para la temporada 2015-2016, y por el primer vistazo que hemos podido echarle en la capital alemana al juego hay serios mimbres para pensarlo. Como suele pasar en estos casos no queremos echar las campanas al vuelo, porque ya ha pasado otras veces que el primer vistazo de un trabajo de la IP era ilusionante y después el producto nos ha decepcionado. Y es que hay que ser cauteloso puesto que el nuevo PES estará sometido a muchos cambios hasta su lanzamiento ya que estamos todavía en junio y no se lanzará hasta el 17 de septiembre.



Adam Bhatti, el product manager de la marca Pro Evolution Soccer para el continente europeo, ha sido muy claro con 3DJuegos. "El juego está todavía al 50%, y hay mucho trabajo por hacer". Pero en su calendario ya hay una hoja de ruta muy clara, una que pasa por los grandes eventos del verano (con especial atención para la GamesCom alemana), y que irá ofreciendo versiones cada vez más y más pulidas, y también completas en cuanto a contenidos: Presentación a presentación, evento a evento, feria a feria.

El tema de la defensa y la naturalidad de las entradas y las segadas ha mejorado muchísimo en esta entrega.



Sin embargo este primer contacto con el videojuego ha sido muy satisfactorio. Disfrutamos de la posibilidad de disputar un buen número de partidos con clubes, los más representativos de la Serie A italiana, y también con algunas de las selecciones más potentes del momento como Alemania, Brasil o la joven Francia. La elegante Fiorentina, el rodillo de la Juventus, la subcampeona Roma y unos AC Milan e Inter que resultaron igual de exasperantes que sus homónimos del mundo real fueron algunos de los equipos con los que tuvimos oportunidad de probar el videojuego. Así pudimos experimentar de primera mano las promesas que el propio Bhatti nos hizo, y que este año parece que no se quedarán sobre el papel. La dinámica de la acción es el primer titular que nos deja el lanzamiento, y que se fundamenta en un creciente número de animaciones (debutan más de mil) y en un mejor encadenado de todas ellas, así como en un comportamiento del balón que siempre ha sido un punto fuerte en la franquicia y que en esta ocasión gana en realismo en la mayoría de las acciones. Tras los choques, por ejemplo, ya no hay interrupciones ni pérdida de control, y eso es algo que era totalmente necesario y es uno de los elementos que más contribuyen a todo ello.

La dinámica de la acción es el primer titular que nos deja el lanzamiento, y que se fundamenta en un creciente número de animaciones

Cierto es que todavía falta mucha sensación de fuerza en determinados disparos, especialmente en los que cubren distancias largas, sin embargo en cuanto a centros, pases y cada vez menor sensación de balón pegado al pie hay un notable incremento de la veracidad de todas las acciones. Así se consigue que ese delicioso efecto de aleatoriedad seria que siempre ha caracterizado a la franquicia se mantenga y que, al mismo tiempo, podamos disfrutar de una sensación de respuesta que no siempre ha estado ahí y que este año puede haber llegado para quedarse. Todo esto entronca con la intención de recuperar el espíritu clásico de un Pro Evolution Soccer para el que su verdadero atractivo está en una diversión extrema en el jugador contra jugador, algo en lo que insistieron con frecuencia sus responsables; y lo cierto es que este passing-game cada vez más desarrollado contribuye de manera importante a conseguirlo.

Así mismo nos ha llamado poderosamente la atención la inteligencia artificial, que para este año promete haberse desarrollado para exprimir su soltura en el juego sin balón. Desmarques en ataque y movimientos muy logrados para sacar partido de las defensas, y desmarques de arrastre, creación de espacios y muchas más cosas con las que poner a prueba las líneas enemigas. Todo esto supone que ahora hay que estar mucho más atento también cuando trabajamos tratando de abortar las acometidas de los oponentes. Se mantienen las bases en este campo que se introdujeron hace no mucho tiempo, pero se ha buscado fomentar la respuesta, la inmediatez y la sensación de que cada año que pasa tenemos menos posibilidades de solventar estos desafíos como un robot. Son cada vez más exigentes porque las amenazas, en efecto, son más espabiladas que nunca, pero así mismo hay un trabajo mayor en los regates y su número, y en la comodidad para realizarlos. La idea es que la complejidad de llevarlos a cabo no aumente y que, con las bases de lo que veíamos antaño, contemos con más posibilidades que las desarrollen en nuevas direcciones.

No todo es tan positivo, está claro. Todavía hay muchas cosas que corregir y bastante trabajo por delante. Entre las cosas que todavía necesitan mejorar podemos contar los porteros, de una falta de agilidad importante, y así mismo algunas reacciones "dudosas" de la inteligencia artificial cuando se la pone a prueba o de choques, rechaces y segundas jugadas, con resultados imposibles gracias a un motor de colisiones que debuta para mejorar todo en general pero que todavía necesita algunos ajustes. Preguntado por todo ello el responsable de la marca aseguró que son muy conscientes de todos estos problemas y que no sólo trabajan para tenerlos resueltas para la versión final, sino que en los vistazos que en la redacción tengamos con su obra en los próximos meses ya comenzaremos a experimentar importantes progresos en este sentido.



Bhatti confesó que poco a poco van haciéndose con el control de un FOX Engine que, desde luego, no está exento de una generosa complejidad

¿En cuanto a los gráficos? Sensaciones también positivas. Bhatti confesó que poco a poco van haciéndose con el control de un FOX Engine que, desde luego, no está exento de una generosa complejidad. Lejos queda la desastrosa implementación del primer episodio que hizo uso de la herramienta, PES 2014, y ya la franquicia no sólo se caracteriza por su fluidez en términos de tiempos de carga y tasa de imágenes por segundo, sino que en esta entrega parece por fin comenzar a exhibir una capacidad interesante para exprimir el motor. Los rostros ganan en acabado, los cuerpos están ya más cuidados para representar las diferencias de estatura y fuerza, que además se proyectan de manera más veraz en las pugnas por alto, y también en términos de expresividad, y esto no sólo se traduce en que transmiten sensaciones de lo que pasa a su alrededor de forma muy natural (golpes, encontronazos, protestas, esfuerzos...) sino que también entroncan con uno de los grandes titulares en lo estético del juego: Las celebraciones.
Hace ya varios años que la IP de la competencia, FIFA, lo convirtió en su icono visual más simpático, y Pro Evolution Soccer quiere hacer lo propio. De momento las posibilidades parecen algo más limitadas, pero desde luego es un comienzo y hay algunas maniobras que dibujarán una sonrisa en el rostro de los aficionados. Nos quedaríamos con muchas, pero nuestra favorita es sin duda la de Francesco Totti y su ya legendario selfie (fallido) en el Olímpico de Roma en uno de sus últimos partidos con la camiseta del equipo capitalino. También contribuye a todo lo relacionado con crear ese ambiente de la fiesta que es el fútbol los aficionados, los cánticos, los himnos y lo bien capturado que está todo ello en las cinemáticas y los momentos de interludio. Además hay un nuevo ángulo de cámara para mejorar el visionado del campo y permitirnos mayor control sobre todo lo que sucede sobre el verde debido a su posicionamiento más abierto.



En última instancia, y con ánimo de zanjar todo lo relacionado con el look del programa, no podemos olvidarnos de mencionar que los interfaces han sufrido un severo lavado de cara... a mejor. Antaño los menús, su distribución y aspecto no sólo eran una de las partes más descuidadas de la producción, sino que aparte de afearla notablemente también provocaba una cierta torpeza al tratar de desplazarnos a través de sus alternativas. A falta de ver y profundizar en todas las modalidades, por ejemplo la Liga Master y un MyPes del que sus responsables están particularmente orgullosos por la acogida de la que gozo el año pasado, las sensaciones con las distribuciones tácticas, las alineaciones y la presentación general de nuestra relación con el programa más allá de lo que sucede sobre el verde, son más que positivas.

En definitiva estamos muy ilusionados con PES 2016, aunque sólo hemos testado un puñado de partidos amistosos y no podemos arrojar todavía conclusiones muy firmes. De hecho hemos asistido ya a muchas presentaciones en las que el optimismo de sus responsables ha acabado en disculpas meses después, para eso en Konami siempre han sido de una honestidad digna de encomio, pero a falta de ver cómo progresa el desarrollo de el episodio de esta temporada no tiene pinta de haber nada que temer en este sentido... Más bien todo lo contrario.


link: https://www.youtube.com/watch?v=LW0cX5_heUg
0
1
0
1Comentario
dante937

yo ya lo reserve para ps4

0