Incautan 98 botellas de alcohol a estudiantes en Bariloche

Polémica en Bariloche por una requisa de alcohol a estudiantes en un hotel




El padre de unos de los egresados, que además es juez bonaerense, denunció penalmente a los inspectores y tildó de "allanamiento ilegal" el operativo








SAN CARLOS DE BARILOCHE.- La polémica por los viajes de egresados y el control volvió a instalarse en esta ciudad. Pero esta vez no por desmanes sino por la denuncia de un juez bonaerense que consideró un "allanamiento ilegal" la inspección y decomiso de 98 botellas de bebidas alcohólicas que el grupo de egresados de su hijo guardaba en las habitaciones del hotel donde se alojaban.

El juez de Casación Penal de La Plata, Víctor Violini, junto a otros dos padres del grupo de egresados del colegio Centenario de la capital bonaerense, denunció en la fiscalía de turno un presunto "allanamiento ilegal" en el operativo de inspección municipal que habitualmente se realiza a los egresados.

La denuncia fue formulada contra dos inspectores de la secretaría de Turismo, un coordinador de la empresa estudiantil Baxtter y el propietario del hotel donde se alojaba el grupo de 70 chicos.




QUÉ PASÓ

En el procedimiento realizado el 5 de agosto, dos inspectores ingresaron a un hotel ubicado en pleno centro, y ante la ausencia del grupo y los padres a cargo, un coordinador los acompañó a las habitaciones para requisar la tenencia de alcohol. En total se encontraron 98 botellas de bebidas alcohólica, según precisó el secretario de Turismo municipal, Fabián Szewczuk.

Al regresar de una excursión, los estudiantes se anoticiaron de la requisa y también los padres, entre los que se encontraba el juez, quien consideró el hecho como ilegal y lo denunció en la sede del Poder Judicial de Río Negro antes de que el grupo emprenda su regreso a La Plata.




CONTROL DEL TURISMO JOVEN

Desde el año 2000, Bariloche instrumentó nuevas normas para control del turismo joven y frenar los desmanes que se producían en la ciudad entonces. Unas de las restricciones apuntó a la tenencia y consumo de bebidas alcohólicas por lo cual se realizan inspecciones a los colectivos de los egresados cuando ingresan a al ciudad y luego los inspectores municipales tienen la potestad de realizar periódicos controles en las habitaciones de los hoteles.

Se realizan un promedio de 2000 inspecciones por temporada estudiantil y nunca se llegó a la judicialización.

Otro caso polémico por los controles surgió en 2008 cuando la custodia presidencial impidió que los inspectores ingresen al hotel a revisar el donde se alojaba Florencia Kirchner, la hija de la presidenta..