Incendian un seminario griego ortodoxo en Jerusalén y pint

Incendian un seminario griego ortodoxo en Jerusalén y pintan grafitis contra Jesucristo




Un seminario griego ortodoxo de Jerusalén ha sido incendiado en un ataque que podría haber sido cometido por judíos extremistas y que la policía clasifica como "delito de odio anti-cristiano".

En el incendio nadie ha resultado herido, pero una habitación del edificio con un baño y una zona de duchas ha quedado totalmente destruida. En las paredes del seminario, los autores del ataque han escrito graffitis insultando a Jesucristo.

Los bomberos han llegado al lugar del incendio y han podido apagarlo sin dificultades. Uno de los responsables de la extinción del incendio ha explicado que todo apuntaba a que el fuego se había iniciado a través de la ventana de la habitación afectada.

El arzobispo griego ortodoxo Aristarchos ha relatado a la Radio del Ejército israelí que "aproximadamente a las 4:30 de la madrugada, dos personas que ocultaban sus rostros han llegado desde el lado oriental del edificio, cerca del cementerio y de la iglesia católica. Desde allí han lanzado líquido inflamable en el baño del seminario".

"Hay gente que vive allí. Por suerte, nadie ha resultado herido. Se trata de un incidente triste. Una vez, judíos religiosos con tirabuzones llegaron y lanzaron amenazas. Tal vez la policía sepa si esto tiene relación con ellos", ha señalado Aristarchos.
Incendian una mezquita en Cisjordania en un presunto ataque de extremistas israelíes

El incendio del seminario se ha producido un día después de que extremistas judíos, según la policía, prendieran fuego a una mezquita en la aldea cisjordana de Al Jaba.

El ataque coincidió con el aniversario de la matanza de 29 fieles musulmanes a manos del judío extremista Baruch Goldstein en la mezquita de Ibrahim de la ciudad palestina de Hebrón.

"Durante las últimas 48 horas, una mezquita cercana a Belén y un seminario cristiano situado en Jerusalén este, ocupado (por Israel), han sido incendiados por terroristas israelíes", ha dicho Saeb Erekat, de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

"Estos terroristas están animados y protegidos por un gobierno que reclama exclusividad sobre esta tierra y justifica su ocupación y colonización ilegales basándose en reivindicaciones religiosas distorsionadas", ha subrayado en un comunicado.

"Los ataques son una consecuencia directa de las llamadas al reconocimiento de Israel como Estado judío y de Jerusalén como la capital eterna e indivisible del pueblo judío", ha afirmado Erekat.

"Responsabilizamos al gobierno israelí de estos ataques que pretenden aterrorizar a nuestro pueblo para que abandone su tierra", ha añadido.