Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?





La Cámpora controlará las telecomunicaciones




Manejará una caja de 15 millones de pesos y contará con 20.000 empleados (20.000 ñoquis pagados con los impuestos de los trabajadores argentinos)

















Ayer el Gobierno publicó un decreto en el Boletín Oficial por el que crea la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC) agencia de regulación de las telecomunicaciones que creó la ley Argentina Digital, sancionada el 16 de diciembre de 2014. El presidente será un integrante de La Cámpora.

El nuevo organismo de control, que comenzaría a funcionar el próximo 29 de mayo, contará con un presupuesto de 15 millones de pesos y un 20.000 empleados. Los funcionarios que integren esta nueva dependencia del Estado deben ser designados por el Poder Ejecutivo y durarán en su cargo cuatro años.

"Con la creación de esta Autoridad Federal, el Estado Argentino da un salto de calidad a la regulación y el control de las telecomunicaciones”, aseguró Norberto Berner, quien está a cargo de la Secretaría de Comunicaciones. El funcionario camporista es el principal candidato a presidir la AFTIC. Esta nueva oficina reemplazará a la Secretaría de Comunicaciones y a la Comisión Nacional de Comunicaciones.

Además tendrá bajo su órbita a las empresas estatales Correo Argentino y Ar-Sat, el fondo del Servicio Universal de las telecomunicaciones y el plan Argentina Conectada, que hasta ahora están en mano del Ministro de Planificación, Julio De Vido.

El nuevo organismo estará manejado por un directorio de siete personas, cuyas autoridades van a durar cuatro años, hasta mayo de 2019 y sólo podrán ser removidos por dos tercios de los integrantes de un Consejo Federal, que también crea el decreto que ayer dictó el Gobierno. De esta manera, el kirchnerismo estaría tratando de mantener poder e influencia por si llega a dejar el gobierno el próximo año. (Redacción El Intransigente)