Check the new version here

Popular channels

Indignación por papá y abuelo violadores




Los despreciables sujetos fueron condenados en Olavarría a ocho años de cárcel por abusar de sus hijas y nietas por más de una década. Sin embargo, serán beneficiados con prisión domiciliaria hasta que la sentencia sea firme.
POR: GRUPO CRÓNICA
16/10/2014 8:32:00

Repitiendo historias, como en una novela de terror, un padre y un abuelo fueron condenados por la Justicia de la ciudad bonaerense de Olavarría a 8 años de prisión, por violar a sus hijas y nietas, pero la sentencia les otorga el beneficio de ser complida en su casa. El hecho recuerda el caso Rocío Girat, ocurrido en Mar del Plata. Las tres víctimas reclaman que vayan a prisión.

Guillermo Sosa, un electricista de 41 años, de Olavarría, fue condenado, en juicio abreviado el 2 de julio pasado por el Tribunal Oral, en lo Criminal de Azul Nº 1, a ocho años de prisión por abusar sexualmente de su hija biológica y de dos hijastras, desde que eran pequeñas y a lo largo de más de una década.

En el mismo proceso judicial fue condenado a la misma pena su padre, Osvaldo Víctor Sosa, de 64 años, por violar sistemáticamente a una de las chicas. Pero ambos fueron beneficiados con prisión domiciliaria hasta que la sentencia quede firme, a pesar del reclamo de las víctimas, igual que ocurrió con el suboficial de la Armada y padre de Rocío Girat, la joven de 20 años que días atrás tuvo que recurrir a los medios y contar su drama para que se revirtiera esa medida y el militar fuera trasladado a una cárcel.

“Yo tenía a los monstruos en casa”, dijo el miércoles Celeste Bisiglia, que estuvo en pareja 14 años con Guillermo y tiene dos hijas de su anterior matrimonio y otra hija fruto de su relación con el abusador.

Las víctimas

La Justicia condenó a su pareja por abusar sexualmente a Mariana Solange Gómez, a Maira Gómez y a su propia hija, Loana Sosa; y al padre de Guillermo, por violar a Mariana.

​“Nosotras no estamos de acuerdo con esa pena. No es ni la mitad de los años que ellos nos arruinaron la vida. Pedimos que los ocho años que les fueron dados sean efectivos”, dijo Mariana, abusada por su padrastro y abuelo desde que tenía 12 años.

​“Cuando uno está en una situación de vulnerabilidad, uno es manipulado y no se da cuenta de lo que sucede. Las chicas presentaban todos los signos de abuso, pero no me di cuenta. Eran muy rebeldes, una de ellas se orinaba a la noche. Después me contó que era para que no se le acercara a la noche”, reveló Bisiglia, que contó que los abusos ocurrieron entre los cuatro y 18 años de las chicas.
0
0
0
0No comments yet