Check the new version here

Popular channels

Infierno para los niños



Tuvieron que pasar más de 60 años para que el gobierno allanara la casa-hogar de “La Gran Familia” en Zamora, Michoacán, lugar controlado por Mamá Rosa, una mujer con nexos con la política y acusada de permitir toda clase de abusos sexuales y psicológicos sobre niños y adultos que vivían en cuestiones deplorables.





Estos son algunos ejemplos de las condiciones en las que vivían los niños de "La Gran Familia."



Ahora resulta que todo el mundo sabía que había problemas en esa casa hogar pero nadie había hecho nada al respecto. Mientras tanto Rosa del Carmen Verduzco Verduzco, mejor conocida como Mamá Rosa, es relacionada con los círculos del poder municipal, estatal, la Iglesia Católica y hasta resulta que Vicente Fox (ex presidente mexicano) salió en su defensa diciendo que se estaba cometiendo una injusticia.






Aquí unas historias sobre el infierno de Mamá Rosa escritas hace algunos años, mucho antes de que toda esta porquería saliera a la luz.

"Hola, me llamo Claudia y por la ignorancia de mi madre y el consejo de un sacerdote acá en la cd de México fui a para a ese lugar. Que en efecto es espantoso yo soy prueba viviente de eso conozco nombres de personas que estuvieron ahí cuando yo estuve como el general, la gorda ama de llaves según Jesús alias el pulga Susana el Güero disque chofer del internada tiene la pata chueca, es un señor degenerado ya que intento violarme!



La peor y más maldita de todas lupe la toro!! Con dos hijos uno de un señor que trabajaba ahí el otro de un interno llamado Rigoberto y tengo muchos nombres más y personas clave a esa tal Lupe la vi desgraciarle la vida a muchos como al manitas, la mudita el zombie, Leticia esa mujer era el engendro de satanás. Todos ahí le tenían terror era la encargada del comedor y todo lo que hacia la jefa lo sabía y se lo permitía, me toco estar un año en el comedor y es verdad nos daban bofe verde y agusanada hervido, huevos que se cocían uno o dos meses antes podridos leche cortada y si no te la tomabas te daban una jarra llena moronas de pan duro y viejo que pedía la jefa en los expendios de pan en el tiempo que yo estuve ahí yo era una niña que llegue de 11 años. Nos ponían a las mujeres a echar el colado de lo que hoy es la escuela lavar la alberca sin ningún implemento de limpieza, no dan jabón ni de ropa ni de baño pasta dental o toallas femeninas, no soñarlo las chicas cortan pedazos de esponja de los colchones y eso usan por suerte mi madre me dejaba dinero cuando era la visita, que por cierto era unas horas los domingos cada dos meses y siempre había alguien cuidando que no le dijéramos nada a nuestros familiares…. Y puedo seguir…


Hay un cuartito cono de 2×2 que le dicen la cárcel ya se imaginaran, ahí vi morir a un compañero que le decían Canditos la jefa(Mamá Rosa) lo encerró en el baño de su recamara una semana castigado sin comer ni beber nada, él se tomó los medicamentos que encontró ahí y pues el desenlace fue fatal cuando ella se dio cuenta y lo llevo al hospital ya fue muy tarde, nos llevó en grupos a gritar afuera del hospital atiendan a nuestro hermano no lo dejen morir. Cuando una chica le tocaba parir la mandaba con uno de los grandes a la clínica y tenían que decir que era su hermana que había metido la pata nunca debía decir que eran del internado la gran familia y como esto puedo contarle mil cosas más como para escribir un libro."


"Yo trabajé allí un par de ocasiones en este centro, en la última de éstas se filtró a oídos de “la jefa” la petición de uno de los chicos que deseaba salir de allí. Me pidió que lo ayudara y que llamara a su familia. No te cuento lo que le hicieron a ese chico porque nunca jamás lo volví a ver. Me privaron de mi libertad por una hora hasta que dijera el nombre del chico, no dije su nombre sino que dije que había ofrecido mi ayuda a todos los chicos a los que les di clase. Una alumna intentó escaparse, no lo consiguió y nunca más la volvieron a ver. Un par de chicos mayores impartían clases sin ninguna remuneración porque retenían a sus hijos de manera ilegal."


En la ciudad de Zamora, Michoacán, funciona desde 1947 una casa hogar que es, en realidad, un centro de detención para menores, quienes una vez ingresados no pueden abandonar las instalaciones sino al cumplir la mayoría de edad, aunque sean los propios padres quienes demanden su salida, denunciaron padres de familia que luchan por sacar a sus hijos de ese lugar.

La casa hogar “La Gran Familia”, fundada y dirigida por Rosa Verduzco, Mamá Rosa o La Jefa, ha sido cuestionada en diversas ocasiones, sostiene denuncias de maltrato a las niñas y niños internados en ella, así como la retención ilegal de menores, las cuales han sido ignoradas por autoridades locales y federales.

Gerardo Sauri, relator de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y ex director de la Red por los Derechos de la Infancia, dice que la casa hogar es un centro de detención donde los menores están privados de su libertad, situación que contradice las disposiciones del sistema de justicia para adolescentes.



Algunas denuncias se han ventilado en medios de comunicación locales, a los que han recurrido los padres de los menores retenidos en el albergue en su lucha por recuperarlos, hasta ahora sin éxito, pues en algunos casos La Jefa ha exigido hasta 400 mil pesos por devolver a los niños.

Éste es el caso de Martha Inés López Ramírez y Marcos Balderas Robles, quienes han tratado de recuperar a su hijo Fernando Moisés, que tiene siete años, al que internaron en la casa hogar a sugerencia del DIF municipal de Cortázar, Guanajuato.

Como ellos, otras cinco familias han presentado denuncias ante la Procuraduría General de Justicia de Michoacán y han recurrido a la presidencia municipal de Cortázar, la Comisión estatal de Derechos Humanos, al gobierno del estado, a diputados y senadores sin resultado.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Martha relató que su hijo recibía atención por hiperactividad en el DIF de Cortázar y al no mostrar avances en el tratamiento la trabajadora social, de nombre Beatriz, le recomendó el albergue, donde corregirían sus problemas de conducta.

Los padres de los niños internados en la casa hogar sólo pueden visitarlos una vez cada cuatro meses, y las visitas se realizan en presencia de un custodio del albergue, por lo que los menores no pueden hablar libremente del trato que reciben, explica.

“La última vez que lo vimos fue el 23 de abril, el niño tenía paperas y una fiebre muy alta, fogazos en la boca. Parecía que estaba ‘dopado’, ni siquiera reconoció a su papá. Además estaba golpeado, nos han dicho que los niños incluso son violados”, recuerda.

Otra de las irregularidades, que se repite en todos los casos, es que los padres son obligados a firmar un acta notarial en la que otorgan la custodia de sus hijos a Rosa Verduzco, y aceptan que sean internados hasta la mayoría de edad en la casa hogar.

En el acta, elaborada por Luis Fernando Alcocer del Río, notario público número 2 de Michoacán, los padres se comprometen a entregar de 20 a 40 pesos mensuales para la manutención de sus hijos, y se obligan a vestirlos y calzarlos durante el tiempo que permanezcan internados…"




En mi opinión personal este tipo de actividades delictivas son particularmente horribles y dignas de juicio severo.

Nota Completa: http://www.eluniversal.com.mx/nacion/179439.html






¡Gracias por leer!
0
0
0
0
0No comments yet