Check the new version here

Popular channels

Inglaterra fabricará niños de tres padres


La Cámara de los Comunes británica podría aprobar hoy una técnica de reproducción asistida que fusiona el ADN de tres personas.

El Parlamento británico tendrá que votar hoy si legaliza una técnica de reproducción asistida que fusiona el ADN de tres personas. Esta técnica pretende crear embriones de tres padres, mediante la fusión del ADN de los óvulos de dos mujeres con el espermatozoide de un hombre.

La manipulación de seres humanos cuando todavía son embriones parece no tener límites, y más cuando se pretende que una futura madre ceda el núcleo de su óvulo para que sea insertado en el de una mujer sana (tras haberle extraído a ésta su propio núcleo) y después ese óvulo manipulado sea fecundado in vitro por el esperma del padre.

Los científicos que defienden esta técnica de reproducción asistida aseguran que el bebé recibiría prácticamente la totalidad de la información genética de sus progenitores. Tan sólo el 0,1% o el 0,2% correspondería al ADN mitocondrial de la mujer que donó el óvulo sano. De esta forma pretenden evitar la transmisión de enfermedades degenerativas, ya que el ADN defectuoso de las mitocondrias parece ser el responsable de graves enfermedades neurodegenerativas.

La Iglesia de Inglaterra y la Católica han alzado juntas la voz para oponerse a la legalización de esta técnica que pretende crear bebés a la carta. Y en la Cámara de los Comunes también hay una fuerte oposición a aprobar la técnica del embrión de tres padres, por lo que el resultado de la votación es todavía incierto. Para la diputada Fiona Bruce “la nueva técnica consiste en alterar un futuro ser humano, reemplazando unos genes por otros”. Bruce ha advertido de que aprobar esta medida supondría dar un peligroso paso adelante hacia la creación del “mundo feliz” de Huxley.

El Magisterio de la Iglesia se ha posicionado respecto a la terapia génica, la aplicación al hombre de las técnicas de ingeniería genética con una finalidad terapéutica. Cuando esta terapia necesita ser realizada en un contexto técnico de fecundación in vitro, se considera moralmente ilícita. En la Instruccion Dignitas Personae de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se sostiene que “el deseo de un hijo no puede justificar la “producción” del mismo”. Tampoco justifica su “producción” el deseo de que ese hijo nazca sano.
0No comments yet
      GIF
      New