Inmigrantes saltan valla de Melilla para entrar en España



Unos 50 inmigrantes han logrado entrar en España esta mañana por la valla de Melilla, que separa esta ciudad autónoma de Marruecos.

Decenas de personas han intentado asaltar desde primera hora, al amparo de la niebla, la empalizada desde cinco puntos diferentes, según informó la Policía.

Los subsaharianos, procedentes en su mayoría de Malí, se han dirigido al entrar a Melilla hacia el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Octubre está siendo un mes extremadamente virulento en asaltos a la cerca fronteriza. Fuentes de la Guardia Civil reconocieron que "las tácticas de ataque" han dejado varios heridos, tanto entre los inmigrantes como entre los agentes.

La semana pasada, unos 300 inmigrantes intentaron saltar la verja, de los que unos 150 consiguieron escalarla y quedarse encaramados durante horas, viviéndose momentos de gran tensión.

Mientras la policía denunció la violencia de los subsaharianos, que utilizaron cuchillos, piedras y ropa ardiendo para amenazar a los agentes, las ONGs indicaron fue la Guardia Civil la que se excedió en el uso de la fuerza.

El asalto se saldó con un camerunés inconsciente, tras ser golpeado por la Guardia Civil. La ONG Prodein difundió un vídeo donde guardias civiles golpeaban al inmigrante y le devolvían a Marruecos sin recibir previamente asistencia sanitaria ninguna, tal como marca la ley.

Jueces para la Democracia y la Unión Progresista de Fiscales manifestaron este domingo su "profundo rechazó a la práctica ilegal" de este tipo de deportaciones de inmigrantes. Y lamentaron el "uso injustificado" de la violencia hacia los subsaharinos, un hecho que calificaron "impropio" de un Estado de derecho.

La semana pasada el comisario de Derechos Humanos del Consejero de Europa solicitó a España que abra una investigación y "depure responsabilidades" por "la violencia" de ese día contra los emigrantes como "por el hecho de que fueron devueltos de forma ilegal a Marruecos".
Miles de personas intentan llegar a Europa cada años a través de la ciudad de Melilla.