About Taringa!

Popular channels

Inquietud tras elecciones israelíes

EE.UU. critica la “retórica divisiva” de Netanyahu, quien se impuso en los comicios. Francia le pide que facilite la creación de un Estado palestino.

Jerusalén. El primer ministro israelí y líder del partido derechista Likud, Benjamin Netanyahu, saboreaba ayer la victoria obtenida en los comicios del martes con la tranquilidad de saber que contará con una homogénea mayoría parlamentaria y el dilema de cómo repartir los ministerios entre sus socios. Mientras, el sorpresivo resultado propagaba inquietud local y mundial por el proceso de paz en Medio Oriente.

Netanyahu revalidó su apodo de “El Mago”, cuando pese a todos los sondeos la resonante victoria electoral de Likud lo llevó por cuarta vez al cargo de primer ministro.

Netanyahu venció por 30 bancas a 24 en las parlamentarias del martes a Isaac Herzog, quien encabezaba la coalición Campo Sionista, y se abocó a la formación de un gobierno puro de derecha dura en Israel.

El sistema político israelí se basa en una estricta regla de mayorías parlamentarias dentro de una cámara tradicionalmente fragmentada, por lo que la fuerza más votada se ve siempre en la obligación de negociar acuerdos con otras para conseguir el mayor número de apoyos posible para poder gobernar.

Pero los partidos que conformarían este frente de derecha, las “fuerzas nacionales”, como las denominó Netanyahu, no le van a regalar nada a cambio de nada; quieren entrar en el gobierno, lo harán y será en posiciones de relevancia.

Por ejemplo, Naftali Bennet, líder de Hogar Judío (una formación ultranacionalista que aglutina el voto de los colonos de Cisjordania ocupada y que apenas sacó 8 de los 120 diputados que componen la Kneset), reclama tres carteras a cambio de entrar en la coalición, según informa el diario Ynet .

Más llamativa incluso es la propuesta del actual ministro de Exteriores y dirigente de Israel Beitenu, Avigdor Lieberman, quien con apenas seis diputados insiste en reclamar la cartera de Defensa.

En la campaña electoral, Lieberman expresó que llevaría a cabo la que sería “la última ofensiva” en Gaza contra el movimiento islamista palestino Hamas.

Pesimismo

El resultado de los comicios israelíes desató inquietud por el proceso de paz.

Ante la perspectiva de que un gobierno de Netanyahu sea más duro que el precedente, el laborista Isaac Herzog desistió de todo acuerdo de unidad nacional y afirmó que a su formación lo único que le queda es permanecer en la oposición.

La dirigencia palestina fue tajante: varios funcionarios declararon a la prensa, en especial al diario Haaretz , que los israelíes, al reelegir a Netanyahu después de que negó que pudiera existir un Estado palestino, revelaban que no eran un socio para hablar de paz.

El negociador jefe palestino, Saeb Erekat, advirtió que Palestina acudirá a la Corte Penal Internacional (CPI) para denunciar a Israel por crí­menes de guerra.

Incluso Estados Unidos, el mayor aliado de Israel, manifestó ayer su preocupación por la “retórica divisiva” usada por Netanyahu durante la campaña electoral, y agregó que apoya la solución de dos estados, uno israelí y otro palestino, para la paz en Medio Oriente.

“Estados Unidos y este gobierno estamos profundamente preocupados por la retórica que busca marginar a ciudadanos árabe-israelíes”, indicó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, y agregó que Washington “reevaluará su posición” en el proceso hacia la paz.

También Francia pidió a Netanyahu que favorezca la creación de un Estado palestino.

“Francia espera del nuevo gobierno que dé muestras de responsabilidad y que tome rápidamente las medidas necesarias para permitir que la Autoridad Nacional Palestina funciones normalmente”, expresó el canciller francés, Laurent Fabius.
0No comments yet