Check the new version here

Popular channels

Inseguridad cuartel de bomberos podría cerrar tras ser as

Un cuartel de bomberos podría cerrar tras ser asaltado cinco veces


Quilmes

A los robos ocurridos en los últimos meses, se sumó el ataque de una banda a sus efectivos cuando apagaban un incendio. El destacamento funciona hace 11 años en la Ribera y su personal seguirá trabajando sólo si les garantizan la seguridad.










Un alambrado de un metro de altura, una puerta y dos perros –”Sofía” y “Negro”– son toda la seguridad con la que cuenta el destacamento de bomberos “Guardacostas Río Iguazú”, ubicado en Italia 505, en la Ribera de Quilmes. En los últimos meses, el lugar fue asaltado cinco veces –se llevaron equipamiento y elementos personales–, que se suman al ataque que sufrieron los bomberos hace 10 días por parte de una banda mientras intentaban apagar el fuego de una vivienda en Los Naranjos y calle 23. Ante las cada vez más frecuentes agresiones, desde la institución aseguraron que “de no contar con las garantías para la seguridad del personal, el destacamento podría cerrarse”.

“Es simple: o le damos un marco de seguridad o cerramos el destacamento. No vamos a dejar de prestar servicio, pero hay que garantizar la integridad de los bomberos voluntarios que trabajan allí. Por ahora sigue abierto, pero estamos evaluando posibilidades para evitar nuevas situaciones de robos o ataques”, explicó a Clarín el jefe del cuerpo, Raúl Pavón.

Al robo de una moto, elementos personales de los bomberos y equipamiento por unos $ 8 mil, se sumó hace 10 días el ataque a un bombero mientras apagaba un incendio. “Eran las 5.45 de la mañana y se incendiaba una casa de dos pisos en la Ribera. Salió el único hombre que estaba en el destacamento y cuando quiso bajar del autobomba una banda de jóvenes empezó a agredirlo. Después llegaron refuerzos del cuartel central y la Policía, pero los insultos continuaron. Se terminaron robando un chaquetón y una lanza para manguera, que después encontramos en un local a la venta. No se puede trabajar así”, señaló Pavón. Analía Osa, quien vive a dos cuadras del cuartel, describió la zona: “Es un barrio complicado y roban siempre. Los bomberos no se salvan”.

Ante la inseguridad, la Comisión Directiva de los bomberos de Quilmes se reunió esta semana. “El apoyo de la Policía lo tenemos y pasan móviles, pero tampoco dan abasto. Vamos a evaluar la posibilidad de tener personal de seguridad las 24 horas o construir un muro o un paredón y colocar cámaras en el predio”, adelantaron desde la institución. El problema para ambas soluciones es el mismo: el costo. “En estos días nos reuniremos con el Municipio para charlar opciones”, adelantó el jefe del cuerpo.

Gerardo, uno de los bomberos que forma parte del destacamento, contó: “Estamos como voluntarios y no queremos venir con miedo. La semana pasada pasaron dos banditas por el frente del destacamento a los tiros. No sabíamos qué hacer. Queremos seguir acá, pero es difícil es un contexto de tanta violencia constante”.

La sede ribereña se inauguró hace 11 años. Actualmente, durante el día hay entre cuatro y seis bomberos y en las guardias nocturnas, uno o dos. “El personal es ajustado y si tienen que salir a veces no queda nadie en el lugar. Por eso ahora, hasta que se resuelva qué hacer, acordamos acompañar con personal del cuartel central de Quilmes como apoyo”, indicó Pavón.
0
0
0
0No comments yet