Intentaron linchar un caco

Ocurrió en el barrio Saavedra de Comodoro Rivadavia el sábado por la noche. El delincuente quiso dispararle a uno de los empleados pero le erró. Cuando salió corriendo lo redujeron entre vecinos.





Eran las 21.30 de la noche cuando Julián Parente, un empleado del local "De Nueve a Once" del barrio Saavedra de Comodoro Rivadavia, fue interceptado en la puerta del lugar por un delincuente.

-"Dame la Plata", dijon el ladrón que lo apuntó con un arma calibre 22.

-¿Qué plata? No tengo plata", le contestó Julián.

-"Entonces dame el celular", insistió el delincuente.

-"No, no te voy a dar nada el celular", le respondió y el delincuente, que luego se sabría, tenía 14 años, le disparó, pero Julián logró esquivarlo.

En diálogo con el diario Patagónico, habló la novia de Julián que se encontraba dentro del local cuando pasó todo. "Un chico se acerca encapuchado con un arma y lo apuntó. Me di cuenta que era un robo, y mi novio se agacha un toque y el otro tira. Y tiró allá arriba".

Para los damnificados el delincuente disparó a matar. "Le erró; no sé si fue para asustar", dijo la comerciante.

Luego del disparo, el joven salió corriendo pero minutos después fue interceptado por los vecinos de la zona que vieron el incidente.

"Lo agarraron en la avenida, le pegaron y justo cayó la Policía", contaron los damnificados.

El personal policial identificó al menor con las iniciales Y. A. Se trata del hermano de un joven que había asesinado a un hombre el año pasado.