Internaron a Florencia Kirchner pero ya le dieron el alta

Internaron a Florencia Kirchner pero ya le dieron el alta


. Florencia Kirchner entró al sanatorio con fuertes dolores, pero ya recibió el alta médica

Florencia Kirchner, la hija de Cristina Fernández y Néstor Kirchner, fue internada esta mañana en el Sanatorio Otamendi por fuertes dolores abdominales. Los médicos ya le dieron el alta.

La hija de la Presidenta ingresó en esa dependencia médica de Barrio Norte de la Ciudad de Buenos Aires, según los primeras versiones, a causa de una dolencia abdominal.

Aunque no se ha suministrado información oficial desde la Casa Rosada, la joven está acompañada por su madre, la Presidenta de la Nación.

Florencia Kirchner ya estuvo internada en esa clínica el pasado mes de abril; en ese entonces, se dijo que fue al sanatorio para realizarse un examen de rutina y luego retornó a Olivos.

Durante varias horas, a partir de la falta de información oficial, circularon diversos rumores respecto a la salud de la joven. Luego, fuentes del Gobierno confirmaron -extraoficialmente, claro- que se sometió a "un control ginecológico de rutina". Y que horas después se retiró.

La hija menor de la jefa de Estado acompaña en Olivos a su madre desde que Néstor Kirchner falleció. No la dejó sola ni un solo día cuando la Presidenta fue intervenida quirúrgicamente el pasado 8 de octubre y su posterior reposo absoluto por un mes. Con 23 años, Florencia se caracteriza por tener un bajo perfil y una activa militancia en La Cámpora agrupación con la que se mostró en algunos actos oficiales. Fue la responsable de grabar el video que en noviembre se difundió cuando Cristina volvió a la actividad oficial, saludando desde la Quinta de Olivos.