Canales populares

Intervinieron la Fundación Felices los Niños, de Grassi

El Gobierno bonaerense dispuso hoy avanzar en la intervención de la fundación Felices los Niños, creada por Julio César Grassi, tras una denuncia por el desvío de donaciones hacia el penal de Campana, donde el cura cumple una condena de 15 años de prisión por el abuso sexual de un menor.






a medida fue dispuesta por el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, quien también instruyó al Ministerio de Justicia para que además se realice una profunda investigación en la Unidad Penal 41 de Campana para determinar responsabilidades sobre la denuncia por irregularidades en el manejo de donaciones y luego tomar decisiones.
El secretario de Niñez y Adolescencia, Pablo Navarro; el subsecretario de Justicia, César Albarracín, y la titular del Servicio Penitenciario, Florencia Piermarini, concurrieron este lunes a la fundación para empezar a coordinar acciones de trabajo y que “los chicos no se vean perjudicados”.
“La intervención es una decisión política a partir de este momento. Si se denuncia una situación de desvío de fondos estamos en el lugar para mejorarla más allá de que la Provincia no tenga convenio con esta institución”, dijo Navarro.
El funcionario explicó que “para la secretaría de Niñez todos los hogares deben estar con convenios con la Provincia”.
Además, aclaró: “Este lugar no tenía chicos para nosotros”, lo que pone en evidencia la situación irregular del lugar.
“Buscaremos la forma de acompañarlos con las firmas de convenios que posibiliten que sigan funcionando y con los chicos cada vez mejor”, agregó.
Tras recorrer las instalaciones informó que “unos 40 chicos son los que duermen” en el lugar y que es un predio que afecta a unos tres mil chicos.
En tanto, la titular del Servicio Penitenciario informó que ya se inició “una investigación en el marco de las denuncias que son de público conocimiento”.
“Tuvimos una entrevista con el jefe del penal de Campana y se tomarán las decisiones administrativas que correspondan. Quiero aclarar que la unidad 41 es de máxima seguridad y Grassi estaba en una celda común bajo supervisión del personal
penitenciario y que se realizará un sumario administrativo para investigar la situación”, precisó.
Por su parte, el director de Hogares de la fundación Felices los Niños y denunciante de desvío de donaciones en beneficio de Grassi, Juan Manuel Casolati, aseguró este lunes que fue convocado por el cura por haber trabajado en hogares con chicos y que de a poco se fue dando cuenta de los que pasaba en el lugar.
“Yo no tengo ningún grado de responsabilidad. Gracias a mi denuncia se conoció todo esto”, indicó.
Además, consideró que “el estado se tendría que haber involucrado cuando Grassi fue condenado”.
“Todos sabían que Grassi manejaba la fundación y miraron para otro lado”, afirmó.
En la noche de este domingo, agentes de la Policía bonaerense allanaron la casa del cura, en la localidad de Hurlingham.
Grassi fue condenado en 2009 por un Tribunal Oral de Morón a la pena de 15 años, pero permaneció en libertad hasta octubre pasado cuando perdió el beneficio de la libertad vigilada de la que gozaba.
El cura está condenado por “abuso sexual agravado por resultar sacerdote, encargado de la educación y de la guarda del menor víctima, reiterado, dos hechos, en concurso real entre sí, que a su vez concurren formalmente con corrupción de menores agravada”.
A Grassi se lo acusó de haber cometido el abuso mientras estaba a cargo de la Fundación Felices los Niños, y la denuncia original surgió a raíz de una investigación periodística.
Si bien pesaban en su contra más de una decena de denuncias, sólo tres casos llegaron a juicio y por uno de ellos el sacerdote fue condenado.
0
0
0
0No hay comentarios