Check the new version here

Popular channels

Inventan una pila que no hace daño en caso de ingesta accide

Inventan una pila que no hace daño en caso de ingesta accidental



Un grupo de ingenieros estadounidenses ha creado una pila con un revestimiento especial que impide que cause daños en el caso de que se trague de forma accidental. Las pilas pequeñas, en forma de botón, causan al año miles de lesiones, algunas fatales, sobre todo en niños. Por ello, un nuevo revestimiento de la pila hace que sólo pase la electricidad si está presionada, como`pasa con los muelles cuando está en el compartimento de las pilas. Si no, la pila es impermeable y queda aislada e inactiva.

Según los creadores, el aislamiento es clave para prevenir lesiones y muertes, ya que éstas ocurren cuando las pilas se humedecen y sueltan corriente después de ser ingeridas. "La corriente sale y mezclada con agua, genera iones de hidróxido, que son corrosivos", explicó Jeff Karp, ingeniero biomédico del hospital Brigham de Boston, informa la cadena británica BBC.

En la práctica, la pila genera un componente corrosivo que se puede comer los tejidos y dañar el esófago o las cuerdas vocales. A veces también alcanza vasos sanguíneos vitales.

Hace dos años uno de los compañeros de Karp se fijó en las estadísticas que analizaban el número de ingestiones y junto a su equipo decidió buscar una solución. De hecho, cada año sólo en EE UU se producen 3.000 ingestiones accidentales de pilas

Actualmente, las pilas ingeridas causan hemorragias internas graves, que los doctores difícilmente pueden detener. Para evitarlo, la parte negativa de la pila fue recubierta con una capa de 1 milímetro de grosor de un material llamado QTC (quantum tunnelling composite), compuesto en su mayoría por silicona pero salpicado con partículas minúsculas de metal. Cuando se aprieta con firmeza, las partículas de metal se acercan, lo cual permite que los electrodos pasen entre ellas mediante el llamado "efecto túnel". Este proceso sólo puede explicarse con mecánica cuántica. Una vez que uno de los extremos está cubierto con QTC, el resto de la pila se recubre con un sellador para impermeabilizarla. El resultado es una pila que puede generar corriente bajo presión, pero que es completamente inerte el resto del tiempo.

Karp trabajó con investigadores del Instituto de Tecnología de Massachussetts y de la Universidad de Harvard para poner a prueba el nuevo diseño. Y comprobaron que las pilas no causaron ningún daño cuando fueron colocadas en muestras de tejido intestinal y en el sistema digestivo de cerdos vivos.

Los investigadores también pusieron las nuevas pilas en una réplica de fluidos estomacales durante 24 horas, y observaron que no causaron ninguna lesión. Esa misma prueba hizo que una pila normal, sin revestimiento, generara un cortocircuito y una fuga corrosiva grave.

Pendientes de una patente

La doctora Kate Parkins, del servicio de Transporte Pediátrico del norte de Gales, en Reino Unido, ha tratado a varios niños pequeños con lesiones terribles por la ingestión de pilas, entre ellos dos que fallecieron recientemente. Parkins describió como "horroroso" ver cómo los doctores son incapaces de detener las hemorragias internas. Hasta ahora Parkins sólo había visto propuestas que sugerían hacer que las pilas con mal sabor o pintarlas con un tinte para que los padres supieran que los niños se las habían tragado.

Paul Shearing, ingeniero mecánico que trabaja en tecnología para pilas en la universidad UCL de Londres, indica que el diseño es "una posibilidad emocionante", siempre y cuando se pueda aplicar extensamente. "Estas cosas se hacen a una escala tan enorme que necesitas una amplia cobertura", dijo, añadiendo que el revestimiento "sí parece ser relativamente expansible y poco costoso". Karp y su equipo en Boston ya solicitaron la patente de su diseño y tuvieron varias conversaciones para ponerlo en práctica. Estiman que el sobre coste de estas pilas será tan sólo de unos céntimos.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New