Check the new version here

Popular channels

Irán: islamistas atacan con ácido a las mujeres




Las autoridades iraníes impidieron varias manifestaciones en protesta por la reciente oleada de ataques con ácido a mujeres y arrestaron, entre otros, a la destacada abogada de derechos humanos Nasrim Sotudé.

Cientos de agentes de seguridad, algunos de ellos de civil, y milicias paramilitares Basij reprimieron una manifestación convocada en las redes sociales para condenar la violencia contra las mujeres ante el Ministerio de Interior en el área de Fatemí (centro de Teherán), informaron testigos presenciales.

Entre los detenidos se encuentra Sotudé, receptora del premio Sájarov de Libertad de Pensamiento de la Unión Europea en 2012 y encarcelada por las autoridades tres años entre 2010 y 2013, según confirmó en su página de Facebook su marido, Reza Jandán.

Junto a Sotudé, asegura su esposo, fueron también detenidos otros abogados, como Guití Pur Fazel, Abas Yamalí o Peiman Aref, que al contrario que ella fueron puestos en libertad tras entregar su tarjeta de identidad o teléfono móvil.

El vicedirector de la oficina del gobernador de Teherán para Asuntos Políticos y de Seguridad, Alí Asghar Naser Bajt, aseguró que no se había recibido ninguna petición de autorización para la manifestación y advirtió de que las protestas contra los ataques con ácido a chicas jóvenes son "ilegales".

"Estamos forzados a tomar medidas contra cualquier protesta que suceda porque será ilegal. Nos entristecen los sucesos de Isfahán y los condenamos, pero no se pueden hacer manifestaciones en Teherán sin

permiso", señaló.
Las autoridades también impidieron otra manifestación frente a la intendencia de Isfahán (centro de Irán) y arrestaron a un hombre, al que acusaron de tratar de instigar las protestas y de que "iba vestido como una mujer y llevaba herramientas de espionaje y comunicación".

El pasado miércoles, las fuerzas de seguridad disolvieron en esa ciudad otro intento de protesta, mientras que en Teherán lograron congregarse más de mil de personas en defensa de los derechos de las mujeres y para protestar contra los extremistas islámicos, a los que culpan de los ataques con ácido perpetrados en las últimas semanas contra cuatro jóvenes, según la Policía, más de una decena según los activistas.

El Gobierno iraní insiste en desvincular las agresiones de las campañas de los sectores más radicales para imponer la versión más estricta del hijab (velo islámico) y sus críticas a las jóvenes que visten con algo más de libertad (con el cabello solo parcialmente cubierto, mangas que no llegan a las muñecas o chaquetas ajustadas).

La Junta de Supervisión de la Prensa anunció que estudiará la cobertura de los ataques con ácido en medios que la han relacionado con el "mal uso del hijab" porque "va contra los intereses nacionales de Irán", informó la agencia conservadora Tasnim.

El diputado y miembro de ese organismo Hasán Kamrán aseguró que los medios que han sugerido que los ataques están relacionados con el hiyab o con "quienes tratan de promover la virtud" están "enfermos" y "hacen titulares falsos" para ayudar a los enemigos de la República Islámica.

Por su parte, el ministro de Interior, Abdolreza Rahmaní Fazlí, ha acusado a los medios extranjeros de "tratar el tema de forma intolerable y exagerar los ataques en línea con su guerra psicológica" contra Irán. EFE
0No comments yet