Irina contó su experiencia de "bullying"



Hola, esta soy yo, Irina Alzaga, tengo 15 años y soy gorda; no porque yo lo crea, si no por lo que me dice la gente de Cruz del Eje, específicamente mis compañeros de curso".

Con esas palabras y una foto en la que se muestra en crop top (remera corta), Irina comienza su relato en la red social Facebook en el que le cuenta al mundo la difícil historia de bullying (acoso escolar) que atraviesa en Cruz del Eje, a 144 kilómetros al norte de la ciudad de Córdoba.

Sus palabras tuvieron impacto inmediato: en apenas dos días, el post con fecha del 20 de octubre sumó más de 14 mil "me gusta", fue compartido 1.827 veces y tuvo 316 comentarios.

Discriminación
Con frases como "¿nadie se da cuenta de cuánto duele que todo el mundo te discrimine? Lastima muchísimo", Irina logró que su mensaje, desesperado, comience a dar la vuelta al mundo. Recibió mensajes de apoyo desde San Juan, Deán Funes, La Rioja, Tucumán, Mendoza y de países como España, Paraná, República Dominicana, Perú, entre otros. La repercusión también tuvo impacto en su estado de ánimo. Mientras que en el mensaje compartía su pesar, ahora siente una nueva motivación. Siente que puede ayudar a otros. Y que, además de su familia, muchos, miles, la entienden.

"No quiero hacerme la víctima ni llamar la atención, sólo ayudar a otras personas", cuenta Irina a La Voz.

Y agrega que subir su historia fue una forma de descargarse. "Me llevó mucho tiempo hacerme fuerte, estos cuatro años han sido muy duros", dice.

No sólo el cuerpo
La adolescente cuenta que el principal insulto que recibe es el de "gorda". Sus compañeros de colegio llegaron a crear en 2012 una cuenta en Facebook que se llamaba "La gorda Irina" y que usaban para insultarla.

A la referencia corporal se le agrega un nuevo insulto. "Como después estuve un tiempo de novia, también me dicen ‘gorda puta'", ilustra para demostrar lo que tiene que escuchar a diario.

"Creo que ninguna persona cuerda, adulta, pueda hacer tanto daño emocionalmente", se lamenta. Y llega a agradecer a Dios que le hayan pegado "apenas" tres veces.

Mudanza
Irina, su mamá Karina, su hermanita de 8 años y su abuela son oriundas de Salta. Se mudaron a Cruz del Eje hace cuatro años en busca de nuevas oportunidades.

En parte lo lograron: Karina se recibirá de profesorado de Educación Inicial a fin de año. Pero la familia se volverá a mudar en cuanto la mamá reciba el título. El bullying que sufre Irina es el principal responsable.

"No sabés lo que es que te insulten y te escupan la hija", cuenta Karina a este medio.