Popular channels

Irrumpen en la casa del maquinista asesinado mientras lo vel

Irrumpen en la casa del maquinista asesinado

mientras lo velaban


En su domicilio no había nadie. Dos parientes llegaron al lugar y encontraron a los intrusos, que lograron escapar.




Ferroviario. El maquinista Leonardo Andrada, en una foto de septiembre pasado en Santa Teresita.



Dos desconocidos entraron a la casa del maquinista Leonardo Andrada, asesinado a tiros el viernes, mientras a unas 30 cuadras se realizaba el velatorio de quien había declarado como testigo en la causa por la tragedia de Once, el accidente ferroviario ocurrido el 22 de febrero del año pasado y en el que murieron 51 personas.

La noticia se conoció a través de la página web de la agencia oficial Télam. El hecho ocurrió en la medianoche del sábado. Un familiar y un acompañante llegaron a la casa de Esmeralda al 800, en Ituzaingó, y encontraron la puerta de calle forzada. Al ingresar a la vivienda, fueron agredidos verbalmente por dos hombres, que en medio de la confusión se escaparon corriendo. Poco después, se constató que dos habitaciones habían quedado revueltas. Al parecer, a los desconocidos los persiguió un patrullero que estaba en la zona, pero de todos modos lograron huir.

Tanto los familiares de Andrada como los investigadores policiales se preguntaban si se trató de un robo al voleo que intentó sacar provecho del difícil momento familiar o si en realidad los atacantes buscaban algún tipo de documentación.

Mientras tanto, los familiares de las víctimas del accidente de Once pidieron un rápido esclarecimiento del homicidio del maquinista. Así lo hizo saber ayer públicamente Paolo Menghini, el padre de Lucas Menghini Rey, el último joven hallado muerto en la formación accidentada.

En un comunicado, Menghini llamó a la Justicia y las fuerzas de seguridad a que “se unan para encontrar rápidamente a los responsables (del homicidio del maquinista Leonardo Andrada), pero también para encontrar una explicación de los motivos y circunstancias en las que sucedió semejante crimen”.

Andrada fue asesinado de cuatro balazos en la madrugada del viernes, a pocas cuadras de su casa y cuando esperaba un colectivo en Ituzaingó para ir a trabajar a Castelar. Lo llamativo fue que los tiros fueron realizados en la espalda de Andrada -un balazo fue hecho a corta distancia, tipo remate- y que sólo le robaron el teléfono celular, pese a que tenía dinero.

La víctima había declarado en la causa que estudia las responsabilidades penales en la tragedia ferroviaria que el tren accidentado de la línea Sarmiento iba sobrecargado. El mismo le entregó la formación al maquinista que terminó estrellado contra el paredón de la estación, Marcos Córdoba, minutos antes de la tragedia, en la estación de Castelar.

El titular del sindicato La Fraternidad, Omar Maturano, dijo ayer que el miércoles se juntará con los trabajadores que hayan declarado como testigos en la causa por el accidente para “pedir la custodia policial si corresponde”. El trámite podría ser gestionado ante el juez Claudio Bonadio por la abogada del sindicato, Valeria Corbacho. Igualmente, desde el sindicato trataron de ser cautos y no relacionar el homicidio de Andrada con su rol como testigo en la causa por el accidente ya que podría tratarse de “un hecho más de inseguridad”, dijo el propio Maturano.

Fuentes sindicales relativizaron también la importancia de Andrada en la causa, ya que, aseguraron, decenas de testigos, trabajadores ferroviarios, declararon en términos similares a los que él lo había hecho.

Comentarios que se limiten a insultar o a descalificar al autor de la nota o al medio serán eliminados
0
0
0
0No comments yet