Check the new version here

Popular channels

ISIS mató a más de 500 personas


ISIS mató a más de 500 personas en la conquista de Ramadi en Irak

Cuerpos calcinados se esparcen por la ciudad tras la entrada de los yihadistas. Otros fueron arrojados al rìo Eufrates. Los terroristas expulsaron a las tropas iraquíes con atentados suicidas y están a 100 km de Bagdad







La conquista yihaidsta de Ramadi ha dejado cuerpos mutilados esparcidos por las calles, luego de que el Estado Islámico llevara a cabo asesinatos en masa entre las fuerzas de seguridad iraquíes.

Los soldados que responden a Bagdad terminaron por abandonar la ciudad, luego de una serie de ataques suicidas con coches bomba que provocaron pánico entre las tropas.




Un vocero del gobierno iraquí estimó en cerca de 500 los ejecutados por ISIS desde en los operativos de ISIS. Fotos difundidas por ISIS en Twitter mostraron soldados muertos, algunos calcinados. Otros fueron arrojados en el río Eufrates.

Las fotos también mostraron la ejecución sumaria de milicianos. En una de ellas se ve al "sentenciado" caminando hacia el paredón donde sería finalmente fusilado.



En otra serie de fotos se ve a los militantes de ISIS celebrar junto a los botines de la batalla: vehículos de guerra y armas militares abandonadas.


Mientras tanto, miles de personas han dejado la ciudad para refugiarse en zonas más seguras, controladas por el Gobierno. La población teme que los yihadistas tomen represalias contra la población civil, como ya ha hecho en otras poblaciones que ha tomado bajo su control.



La pérdida de la ciudad, a unos 100 km al oeste de Bagdad, es la peor derrota militar que ha sufrido el ejército iraquí desde que se inició a principios de año la ofensiva para detener el avance de los yihadistas.

Milicias chiítas


Desde el lunes, milicias chiitas llegaban a Ramadi para ayudar a las fuerzas de seguridad iraquíes a retomar la ciudad.

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, Estados Unidos y las autoridades religiosas sunitas de la provincia de Al Anbar, donde se encuentra Ramadi, han sido reticentes a que los grupos apoyados por Irán se desplieguen en la zona.

Precisamente, el ministro de Defensa iraní, Hosein Dehghan, llegó a Bagdad para reunirse con su homólogo iraquí, en una visita prevista desde hacía varios días.

Hasta ahora, Irak y EEUU han optado por favorecer el desarrollo de fuerzas locales, pero los líderes de las milicias afirmaron que en los últimos días quedó claro que el Gobierno no puede prescindir de las Unidades Populares de Movilización, que agrupan a milicias y a voluntarios.

Hadi al Ameri, comandante de la poderosa milicia chiíta Badr, dijo que las autoridades de Al Anbar debieron aceptar su ofrecimiento antes.

Según expresó Ameri a la cadena de televisión del grupo, considera a las autoridades como "responsables de la caída de Ramadi, porque se opusieron a la participación" de las Unidades Populares de Movilización.
0
0
0
0
0No comments yet